San Pedro Pochutla, Oax. Dos adultos muertos y seis menores de edad heridos fue el saldo que dejó un fuerte choque automovilístico entre una camioneta y un taxi, ocurrido la tarde del lunes 5 de diciembre sobre la Carretera Estatal que comunica de San Pedro Pochutla a Santa María Huatulco

El percance se registró cerca de la comunidad Chepilme, perteneciente a San Pedro Pochutla, a la altura del paraje conocido como Nanche Dulce. Los vehículos que protagonizaron este encontronazo fueron un taxi del Sitio San Miguel Figueroa A.C., de San Pedro Pochutla, con número económico 10-343-POCH-325 y una camioneta amarilla.

Vecinos de la zona alertaron a los elementos de las diferentes corporaciones de rescate de Pochutla por lo aparatoso del accidente.

Rápidamente arribaron al lugar paramédicos voluntarios y una ambulancia del municipio de Pochutla para apoyar a los lesionados, en su mayoría niños de menos de 11 años de edad.

Además, a bordo del taxi viajaban dos señoras, las hermanas Eloísa y Minerva García; estas dos mujeres eran las madres de los seis pequeñines que resultaron lesionados por la fuerza del encontronazo, y también las mujeres salieron muy lastimadas durante el choque.

Las ocho personas lesionadas fueron auxiliadas por los socorristas, quienes trasladaron a las víctimas al Hospital General de San Pedro Pochutla para que recibieran atención médica.

Al lugar también arribaron elementos policiacos quienes acordonaron la zona y detuvieron al conductor de la camioneta amarilla, quien manejaba su unidad en evidente estado de ebriedad y, se presume, provocó este terrible accidente automovilístico.

Aproximadamente dos horas y media después de que los ocho lesionados fueran ingresados a la sala de urgencias del Hospital General de San Pedro Pochutla, se dio a conocer que la señora Eloísa García había dejado de existir; posteriormente, durante las primeras horas del martes 6 de diciembre se confirmó que también su hermana Minerva había perdido la vida, mientras que los seis niños permanecían, al cierre de la presente nota informativa, todavía internados en el nosocomio con diversas lesiones en el cuerpo aunque aparentemente ya fuera de peligro.

El chofer del taxi, identificado únicamente como Marco Antonio, sufrió lesiones menores por lo que al ser valorado en el lugar del accidente se determinó que no ameritaba hospitalización.

Mientras tanto, el conductor de la camioneta amarilla, y presunto responsable de este terrible accidente, quien solamente pudo dar su nombre de pila (Carlos), quedó a disposición de la autoridad ministerial y posteriormente fue presentado en el Juzgado de Garantías en donde se determinará su situación jurídica.

Elementos de la Policía Vial del Estado se hicieron cargo de las unidades involucradas en el choque, las cuales fueron trasladadas al corralón mientras se deslindan responsabilidades. Dentro de la camioneta fueron localizadas varias latas de cerveza, por lo menos dos de ellas en el compartimiento “posavasos” a un costado del asiento del piloto, lo que lleva a las autoridades a suponer que el conductor de la camioneta, quien viajaba solo, había estado bebiendo las cervezas y manejando bajo el influjo del alcohol a exceso de velocidad.