Puerto Escondido, Oax. La mañana del martes 21 de febrero, elementos de las Policías Estatal y Municipal de San Pedro Mixtepec destacamentados en esta ciudad costera fueron alertados mediante el número de emergencias 911 sobre un asalto en curso en la tienda de Oxxo de la Avenida Alfonso Pérez Gazga esquina con el Bulevar José Murat, sobre el Crucero Principal de Puerto Escondido.

Inmediatamente se activaron los protocolos de seguridad, arribando al lugar los elementos policiacos quienes, tras entrevistarse con los empleados del lugar y al lograr obtener las imágenes del sistema de videovigilancia para poder identificar al ladrón, los policías se llevaron una gran sorpresa pues el delincuente de marras resultó ser el mismo quien, en días pasados, había sido detenido por otro asalto en una tienda Oxxo de esta ciudad costera, ubicada a un costado del Aeropuerto Internacional de Puerto Escondido, información de la cual le informamos oportunamente a través de las páginas de El Despertar de la Costa.

Una vez que los policías confirmaron que se trataba del mismo sujeto, identificado como Edwin Ontiveros Hernández, se organizó un operativo para localizar a este asaltante, esta vez sin resultados positivos.

Posteriormente, este reportero se dio a la tarea de investigar cómo es que este asaltante había logrado salir en libertad luego de haber sido plenamente identificado después de haber cometido sus fechorías, y peor aún, que a menos de una semana de haber sido detenido por asaltar una tienda Oxxo este criminal repitiera su “hazaña” burlándose así de la autoridad.

En entrevista telefónica, el Vicefiscal Regional de la Costa, licenciado Alejandro Peña Díaz, nos comentó que este tipo, Edwin Ontiveros Hernández, de 28 años de edad, logró salir libre debido a varios “huecos legales” dentro del Sistema Penal Acusatorio Adversarial (también conocido como de Juicios Orales) que se están aplicando en todo el territorio oaxaqueño luego de su implementación durante la pasada administración estatal; según nos explicó el fiscal, no fue posible procesar penalmente a Edwin Ontiveros Hernández por tres razones principales: la primera de ellas, que la cantidad que el acusado había logrado llevarse en ese primer asalto en el que fuera detenido, que ascendía a un total de $1,242.00, no se considera una suma para que, por sí misma, sirva para procesar a una persona.

Segundo, que el sospechoso logró cometer el asalto únicamente bajo amenazas, sin llegar a la violencia física, por lo que tampoco se le puede configurar un delito por ello; pero quizá la razón más importante por la que no fue posible procesar a este sujeto es que el abogado y apoderado legal de las tiendas Oxxo no se presentó a ratificar la denuncia interpuesta por los empleados de la tienda asaltada, por lo que cuando Edwin Ontiveros fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público, como no se lograron reunir los elementos probatorios de culpabilidad que establece el Sistema Penal actual, se ordenó la liberación del sospechoso quien, a pocos días de haber logrado su libertad y envalentonado por el resultado de su última aprehensión, volvió a asaltar otra sucursal de estas tiendas de conveniencia.

Según nos explicó el Vicefiscal, al haberse confirmado un nuevo crimen de esta naturaleza por parte de este sujeto, se abrió el legajo de investigación correspondiente para lograr la detención del delincuente reincidente, adelantándonos el funcionario que además en esta ocasión el representante legal de las tiendas Oxxo sí acudió a presentar y ratificar la denuncia por este nuevo asalto, ya que en esta ocasión el monto de lo robado de la tienda del Crucero Principal fue mucho más, aunque por ley el Vicefiscal no nos pudo proporcionar la cifra exacta.

Una vez que se logró integrar el expediente, los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) localizaron, alrededor de las 10:30 horas de este mismo día, a Edwin Ontiveros Hernández, procediendo los agentes investigadores a su captura para llevarlo ante las autoridades correspondientes.

Al momento de ser detenido, en tono burlón Edwin Ontiveros Hernández les dijo a los elementos de la AEI que no importaba que lo detuvieran, pues él de todos modos iba a salir de la cárcel y seguiría asaltando negocios pues, textualmente, dijo que “ese era su trabajo”; como ciudadanos hacemos votos para que, en esta ocasión, las autoridades y representantes de la empresa afectada puedan hacer lo que les corresponde para evitar que una vez más para que este delincuente salga en libertad para continuar cometiendo sus fechorías con impunidad, pues la ciudadanía de Puerto Escondido está cansada de ver que los asaltantes sean detenidos apenas por espacio de unos días –o inclusive horas– para luego salir en libertad para continuar con sus actividades ilícitas; de hecho a través de las redes sociales muchos ciudadanos han hecho el llamado a tomar la ley en nuestras manos y castigar con el uso de la fuerza a los criminales ante la ineficacia de los cuerpos de seguridad e impartición de justicia, por lo que existe el temor fundado de que en cualquier momento la ciudadanía decida impartir justicia por su cuenta y se acabe con una situación que lamentar ante la ineptitud de las autoridades.