Ballenato varado fue rescatado en aguas de la Costa.

Puerto Escondido, Oax. El lunes 22 de enero, muy cerca de la Playa Cerro Hermoso, se reportó que un ballenato había varado y no podía regresar a mar abierto; muchos voluntarios se acercaron para ayudar a que la cría regresara con su madre, que merodeaba el lugar.

El profesor Said Guillermo Silva Hernández, director de Protección Civil Municipal de la Villa de Tututepec nos comentó que el lunes 22, alrededor de las 20:00 horas, les reportaron que como a cinco kilómetros de la Playa Cerro Hermoso se encontraba una ballena varada; cuando el personal de Protección Civil de Tututepec arribó al lugar señalado, corroboraron que se trataba de un ballenato el que se encontraba varado en la playa; de inmediato se acercaron algunos voluntarios, entre ellos integrantes de una cooperativa turística del lugar.

El director de Protección Civil de Tututepec dijo que estuvieron maniobrando, tratando de regresar a la cría a aguas más profundas con el fin de que se reincorporarla a su hábitat, pero las maniobras eran bastante difíciles pues el ballenato medía alrededor de seis metros de longitud y pesaba entre tres y cuatro toneladas.

Para la madrugada del martes 23 de enero los rescatistas y voluntarios tuvieron que detener el trabajo ya que todos estaban sumamente cansados, sólo se dieron a la tarea de mantener húmedo al ballenato, para después de algunas horas de descanso reanudar las labores de rescate.

Al lugar también arribaron algunos elementos de la Secretaría de Marina y un biólogo marino, sumando esfuerzos con los voluntarios quienes se habían quedado prácticamente toda la noche para ayudar a esta cría; finalmente, alrededor de las seis de mañana del martes, los rescatistas y voluntarios lograron poner a salvo al mamífero marino, permaneciendo todavía en el lugar dos horas más observando para asegurarse que el ballenato no regresara y volviera a varar.

El director de Protección Civil de Tututepec nos comentó que conforme empezaba a clarear el día, pudieron avistar una ballena de grandes dimensiones rondando el área, presumiblemente la madre de este ballenato; después de dos horas –y con gritos y aplausos– los rescatistas y voluntarios pudieron ver cómo la cría se alejaba por sí sola a aguas profundas.

El biólogo que asistió al lugar comentó que se trataba de una cría de ballena jorobada y se deduce que –al andar curioseando por la orilla– se desoriento y terminó varada; Said Guillermo se dijo muy contento y daba gracias a todos los que de manera incondicional apoyaron a poner a salvo a este ballenato ya que –dijo– fue un trabajo muy arduo puesto que les llevó alrededor de 10 horas lograr que la cría volviera al mar para reunirse con su madre.

También puede interesarle: