Santiago Pinotepa Nacional, Oax. Los crímenes violentos siguen a la orden del día en la región de la Costa Chica de Oaxaca; en esta ocasión las balas asesinas acabaron con la vida de un joven profesor de educación física, quien fuera asesinado por dos sujetos que le dieron alcance cuando se encontraba a escasos metros de su domicilio.

Los lamentables acontecimientos ocurrieron alrededor de las 3:30 de la mañana de este jueves 30 de marzo, cuando el ahora occiso, Juan José Hernández Alchino, de 38 años de edad, originario y vecino de la misma población, de profesión profesor de educación física e inglés, se dirigía a su domicilio a bordo de una motocicleta Italika de color amarilla y negra de su propiedad.

Cuando el profesor circulaba sobre la Calle 5ª Sur, entre las calles 15ª y 17ª Poniente de la Colonia Cinco de Mayo de Pinotepa Nacional, el profesor fue alcanzado por dos sujetos desconocidos quienes abrieron fuego en su contra hasta privarlo de la vida.

Este crimen conmocionó a la comunidad pinotepense, pues el ahora occiso era ampliamente conocido por su dedicación y empeño en el ejercicio de su profesión y aparentemente no tenía problemas con nadie.

De acuerdo a vecinos del lugar y testigos de los sangrientos acontecimientos, cuando el profesor se dirigía a su domicilio ya era perseguido por sus asesinos, lamentablemente cuando el profesor se encontraba a escasos metros de su casa la motocicleta en que se desplazaba derrapó, cayendo el profesor Juan José al suelo; en este momento los asesinos lograron darle alcanza al maestro, abriendo fuego contra él hasta terminar con su vida; una vez logrado su cometido, los asesinos se dieron a la fuga con rumbo desconocido, dejando a su víctima en medio de un impresionante charco de sangre, junto a varios casquillos percutidos de arma de fuego.

Vecinos que escucharon las detonaciones de arma de fuego y observaron lo que sucedió solicitaron el apoyo de elementos de los cuerpos de seguridad, arribando de esta forma efectivos de las Policías Municipal y Estatal, quienes implementaron un operativo de búsqueda y captura de los presuntos asesinos, sin resultados positivos; en tanto, un grupo de la Policía Municipal acordonó la escena del crimen, procediendo a darle intervención a la autoridad ministerial.

Minutos después, al lugar arribaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) quienes dieron fe del deceso de una persona del sexo masculino, que vestía ropa deportiva y presentaba diversas heridas producidas por proyectil de arma de fuego, localizando los agentes investigadores varios casquillos percutidos en la escena del crimen, ordenando el levantamiento del cadáver y su traslado al panteón municipal del lugar para la práctica de la necropsia de ley, dando inicio al legajo de investigación correspondiente.