Después de casi un mes de haber sido secuestrados aparecieron sin vida.

Santiago Pinotepa Nacional, Oax. Alrededor de las 14:00 horas del martes 12 de diciembre corporaciones de seguridad de la zona de Pinotepa Nacional informaron sobre el hallazgo de dos cadáveres en avanzado estado de putrefacción cerca de la Carretera Costera del Pacífico, a unos metros de la desviación a la comunidad afromexicana de El Tamal perteneciente a Santiago Pinotepa Nacional.

De acuerdo a la información preliminar emitida por las corporaciones de seguridad pública, el macabro hallazgo de estos dos cuerpos fue reportado por vecinos de la zona, quienes transitaban sobre la Carretera Federal número 200, también conocida como la Costera del Pacífico en el tramo Pinotepa–Acapulco, después de la comunidad de El Ranchito, a escasos metros de la desviación a la agencia municipal de El Tamal, Pinotepa Nacional.

Elementos de las distintas corporaciones de seguridad asentadas en Pinotepa se trasladaron al lugar del macabro hallazgo, acordonando el área para que personal de la Vicefiscalía y Fiscalía del Estado pudieran realizar las diligencias de ley correspondiente, incluyendo el levantamiento y traslado de los restos humanos para la necropsia de ley.

Al momento en que se realizaron dichas diligencias, se desconocía todavía la identidad de las víctimas; no fue sino hasta el día siguiente, miércoles 13 de diciembre, que se logró la identificación de los dos cuerpos.

Estas personas fueron identificadas como Octaviano Santiago Hernández, de 38 años de edad, quien –de acuerdo a la información que se tiene– era propietario de una tienda de mezcal cerca de la Central Camionera de Pinotepa Nacional y Eric Omar Bautista Escobar, de 21 años de edad; los dos hombres eran originarios de Santiago Matatlán, en la zona de Tlacolula de Matamoros, perteneciente a la región de los Valles Centrales.

De acuerdo a la información proporcionada por la Fiscalía General del Estado, estas dos personas habían sido reportadas como secuestradas desde el 15 de noviembre de este año, desconociendo sus familiares su paradero hasta esta semana, casi un mes después de no tener noticia alguna de ellos.

La identificación de los cuerpos fue posible gracias a que, a pesar del avanzado estado de descomposición de los restos humanos, las víctimas tenían varios tatuajes en diversas partes del cuerpo, por lo que sus familiares pudieron reconocerlos y confirmar sus temores de que los cuerpos localizados pertenecían a Octaviano y Eric Omar.

Ahora le toca a las autoridades ministeriales darle seguimiento al caso para esclarecer los hechos, identificar al o los responsables de este doble homicidio y proceder a su captura para que purgue la sentencia correspondiente por los delitos que se le pudieran llegar a configurar.