Puerto Ángel, Oax. Cansados de que un ladronzuelo cometiera sus fechorías con total impunidad, habitantes de esta agencia municipal perteneciente a San Pedro Pochutla detuvieron al sujeto identificado como Rogelio Mena Velasco, a quien los vecinos de Puerto Ángel decidieron castigar de una manera ejemplar, esperando que con esto éste y otros ladronzuelos lo piensen dos veces antes de querer volver a hacer de las suyas en esta comunidad pesquera.

Los habitantes de Puerto Ángel desnudaron y pasearon por las calles de esa población a Rogelio Mena Velasco, mostrando así su hartazgo pues este ladrón era ampliamente conocido por cometer sus actividades ilícitas a bordo de una motocicleta; posteriormente se logró recuperar a una jovencita quien había sido reportada como desaparecida y que, ahora se sabe, estaba retenida contra su voluntad por el ahora detenido.

Todo comenzó la madrugada del miércoles 5 de abril cuando elementos de la Policía Municipal comisionados en Puerto Ángel lograron detener a Rogelio Mena Velasco; rápidamente corrió esta información entre los habitantes de esta pequeña y generalmente apacible comunidad costera, todos los habitantes, quienes de alguna u otra forma habían sido víctimas de este sujeto, acudieron juntos alrededor hasta los separos policiacos, logrando sacar de la cárcel al ladronzuelo, al cual le arrancaron la ropa, lo golpearon y lo obligaron a caminar por las calles de la comunidad como un ejemplar castigo para que finalmente escarmiente y deje de dedicarse a la delincuencia. 

Poco a poco los ánimos de los ciudadanos se iban caldeando, pues entre ellos comenzaron a surgir comentarios de que pasear desnudo al ladrón no iba a ser suficiente, que era necesario aplicarle un castigo verdaderamente severo, señalando algunos que deberían linchar y lastimar al ladrón, quizá hasta matarlo para que no volviera a asaltar a nadie; ante esta situación los elementos de la Policía Municipal tuvieron que pedir la intervención de Policías Estatales adscritos a Pochutla, y juntos elementos de estas corporaciones lograron rescatar al detenido de la turba enardecida, trasladándolo a la Cárcel Pública Municipal de San Pedro Pochutla, en donde quedó a resguardo pues se temía por su integridad física.

Mientras, vecinos de Puerto Ángel decidieron trasladarse al domicilio en que este sujeto vivía, con la intención de localizar sus pertenencias que este ladrón les había quitado; grande fue la sorpresa de los vecinos al encontrar en el cuarto en que este sujeto vivía a una jovencita, a quien la muchedumbre confundió con una cómplice del detenido, intentando también detenerla y desnudarla para pasearla de igual forma por las calles de la comunidad.

Afortunadamente la joven logró escapar de la iracunda turba, perdiéndose en la oscuridad de la noche; alrededor de las 7:00 de la mañana esta joven logró arribar a las oficinas que ocupan los elementos de la Policía Municipal en Puerto Ángel, donde narró a los uniformados que ella había sido retenida bajo presión y a la fuerza por el ahora detenido.

Los uniformados decidieron informar de estos hechos a los elementos de la Policía Estatal, quienes al realizar una revisión en los archivos de personas desaparecidas, encontraron que efectivamente existía una denuncia por la desaparición de M. Citlalli R. S. de 17 años de edad, de Santos Reyes Nopala.

Ante ello, los uniformados se pudieron en contacto con el padre de la joven desaparecida, José R.M. quien se trasladó a Puerto Ángel y al ver a la joven la identificó inmediatamente como su hija desaparecida.

De acuerdo a la denuncia presentada ante la Vicefiscalía Regional de la Costa la desaparición de esta joven ocurrió el 18 de febrero del año en curso; cabe mencionar que la referida menor de edad presentaba huellas de maltrato físico, por lo que Rogelio Mena Velasco ya fue requerido por la autoridad ministerial después de salir de la cárcel municipal por el delito de robo, pero ahora tendrá que responder por el delito de privación ilegal de la libertad y secuestro en agravio de la menor antes mencionada.