San José del Progreso, Oax. La madrugada del jueves 3 de agosto, dos personas fueron ejecutadas en el interior de un videobar, ubicado a un costado de la Carretera Costera del Pacifico en jurisdicción de San José del Progreso, perteneciente al municipio de la Villa de Tututepec.

De acuerdo a los reportes policiacos, los hechos ocurrieron durante las primeras horas del jueves tres de agosto, cuando cuatro sujetos fuertemente armados arribaron al Video Bar de ese lugar y, al tener a la vista a sus víctimas, identificadas como Alejandro M.S. y Mario R.L., estos sicarios inmediatamente abrieron fuego en su contra hasta ver a sus objetivos caer muertos; no satisfechos con estos, los homicidas dejaron al lado de uno de los cuerpos sin vida una cartulina con un mensaje que a la letra dice: “ESO LE VA A PASAR A TODOS LOS QUE VENDEN O CONSUMEN CRISTAL”.

Finalmente, los sicarios salieron tranquilamente del lugar, dándose a la fuga con rumbo desconocido; en tanto en el videobar donde se registraron los sangrientos acontecimientos quedaron como testigos del caso dos personas del sexo femenino, quienes acompañaban a los ahora occisos, mismas que no daban crédito al haber salvado la vida, pues los sicarios, no intentaron nada en contra de ellas.

Posteriormente el lugar se llenó de policías de las diversas corporaciones de la zona, quienes procedieron a dar intervención a los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) quienes dieron fe de dos cuerpos sin vida del sexo masculino que a simple vista presentaban diversas heridas producidas por proyectil de arma de fuego, ordenando el levantamiento de los cuerpos y su traslado al panteón municipal del lugar para la práctica de necropsia de ley.

Los ahora occisos fueron identificados como Alejandro M.S., de 48 años de edad, originario de la Ciudad de Oaxaca, y Mario R.L., de 45 años, conocido como El Greñas y originario de San José del Progreso; por su parte, las mujeres fueron trasladadas a las instalaciones de la Vicefiscalía para que rindieran su declaración en torno a este doble crimen que ha causado temor y zozobra entre los habitantes de Tututepec y sus alrededores.