De manera personal me preocupa –y me molesta– la manera tan burda en que algunas personas, inclusive colaboradores de importantes medios de comunicación, tratan de manipular una tragedia como la de los miles de damnificados por los terremotos de las últimas semanas en nuestro país, intentando politizar con la desgracia de estas personas para afectar a sus adversarios políticos.

Pero lo más preocupante es que, para ello, estas personas se valgan de mentiras y verdades a medias, información falseada o sin sustento alguno, que únicamente GENERAN CONFUSIÓN entre la ciudadanía; esta semana, a través de las redes sociales, ha estado circulando una imagen donde se afirma que el gobierno de Rusia donó 20 millones de euros en efectivo para los damnificados por los terremotos de días pasados en territorio nacional.

En esta imagen se hace el cálculo (sin mencionar un valor de referencia) de que esos 20 millones de euros equivalen a 42 mil millones de pesos mexicanos, y además agregando una estimación de que en la Ciudad de México se puede construir un nuevo departamento con un millón de pesos por lo que, concluye la imagen, se pueden reconstruir 42 mil viviendas para los damnificados en todo el país, rematando esta imagen con una exigencia al Gobierno Federal para que, antes de que termine este año, los que resultaron damnificados en esta tragedia cuenten ya con una vivienda digna por esta “aportación” del gobierno ruso.

Lo primero que llama la atención es que las cuentas que maneja esta imagen (que no tiene ninguna fuente o respaldo para sus afirmaciones) estima un valor de conversión de €1 a $2,100.00, cuando la tasa real es de €1 a $21.39, aproximadamente, por lo que los 20 millones de euros que, supuestamente, envió Rusia, equivaldrían únicamente a $427’800,000.00, y hago énfasis en supuestamente pues la otra gran mentira detrás de esta imagen es afirmar que Rusia envío esta cantidad de dinero para apoyar a los damnificados mexicanos, cuando en realidad no fue así.

El gobierno de Rusia, al igual que el de otros países del mundo, envió a México ayuda humanitaria en especie, pero no dinero en efectivo; es evidente que esta imagen busca crear una confusión entre los mexicanos, pues muchos estarán esperando que el Gobierno Federal anuncie estos recursos, y como es obvio que no lo hará porque no existen, generar inconformidad entre la ciudadanía porque muchos creerán que el gobierno está tomando este dinero para su beneficio, negándoselo a los necesitados.

De manera personal me molesta profundamente que haya quienes solamente se la pasen manipulando información o, literalmente, inventándosela para generar descontento contra el Gobierno Federal o los Gobiernos Estatales, y lo que es peor, dejando de lado información real y bien sustentada de los abusos y excesos que sí se están cometiendo, los cuales están siendo pasados por alto mientras se difunden esta clase de mentiras que a nadie benefician y, al contrario, dañan a todos pues se oculta lo que verdaderamente está pasando.

También me molesta que, mientras haya personas que siguen buscando la manera de apoyar a los damnificados, una labor que deberá seguir de manera constante durante varios meses, haya otros más preocupados en seguir un golpeteo mediático contra determinado partido político o candidato, demostrando así su total falta de empatía, pues ni siquiera se inmutan ante el dolor y sufrimiento ajeno.