La semana pasada le informamos a través de las páginas de El Despertar de la Costa que, en conjunto, el Gobierno del Estado y el municipio de San Pedro Mixtepec han designado un presupuesto de 5 millones de pesos para la celebración de las Fiestas de Noviembre 2017 en Puerto Escondido.

Desde el momento en que, a través de las redes sociales, se diera a conocer esta información, fueron muchos los ciudadanos quienes externaron su inconformidad, muchos argumentando que no era correcto que las autoridades destinen un presupuesto millonario para organizar estos festejos mientras existen problemas que requieren mayor atención, y de manera más urgente, como es el caso de la Avenida Oaxaca de Puerto Escondido, y el cual fue además un compromiso de campaña del actual primer edil sampedrino, Freddy Gil Pineda Gopar.

Por un lado estoy de acuerdo con quienes opinan que la prioridad debería ser la atención de las vías de comunicación, sin embargo no veo a esos mismos usuarios de redes sociales –aparentemente tan indignados por lo que las autoridades de extracción priista están haciendo– exigiendo que la organización de las Fiestas de Noviembre deje de depender en su totalidad de los recursos públicos y que, en su lugar, se nombre y se le dé el control de esta organización a un comité ciudadano que, a partir de este momento, deberá buscar por su cuenta los recursos para la realización de las Fiestas de Noviembre y demás festejos en los que las autoridades no deberían tener injerencia alguna, como la celebración del Carnaval de la Costa y las diferentes fiestas patronales que se realizan en cada comunidad, colonia o barrio.

De la misma manera, estos ciudadanos deberían exigir que las autoridades dejen de brindar apoyos para la celebración de festivales escolares, festividades religiosas, o brindar apoyos directos a ciudadanos necesitados pues lo correcto es no distraer a la autoridad de los asuntos verdaderamente importantes, que deben ser la inversión en áreas públicas como vías de comunicación, infraestructura urbana, de salud y educativa, entre otras más. 

Pero no, sabemos que la crítica de muchos de estos ciudadanos no es en este sentido, simplemente BUSCAN CUALQUIER MOTIVO PARA QUEJARSE, aunque verdaderamente ya deberíamos como ciudad buscar que las Fiestas de Noviembre sean independientes del limitado presupuesto que nuestras autoridades pueden destinar, pues nunca será suficiente el dinero público que se asigne, sino que se requiere la inversión privada, lo cual a su vez significará perder algunos espectáculos gratuitos, para generar ganancias a aquellas empresas o particulares interesados en invertir su dinero para realizar las Fiestas de Noviembre, sin embargo sabemos que muy pocos son los que están dispuestos a algo así, pues no hemos comprendido que el gobierno tiene recursos limitados y que cada vez que se destina para un área, especialmente que no es de la competencia del gobierno, se quitan recursos para otras áreas igual o más importantes, por lo que la solución es que los ciudadanos, por nuestra cuenta, busquemos la manera de obtener los recursos que el gobierno no tendría por qué aportar en determinadas áreas, para aligerar la carga y así el dinero público se pueda aplicar para lo que verdaderamente fue etiquetado.