Bahías de Huatulco, Oax. El pasado fin de semana se realizó un macabro descubrimiento, cuando se encontró un feto en estado de putrefacción dentro de una bolsa de plástico negra, en el corredor de una vivienda ubicada en el Sector T de este destino turístico.

Una llamada anónima alertó a elementos de Seguridad Pública Municipal, alrededor de las 14:00 horas del domingo 12 de marzo ya que de una vivienda ubicada sobre la Calle Chahué, Manzana 07, lote 100 del Sector T, cerca de la negociación denominada “Mofles El Peruano” salía un olor putrefacto, por lo que vecinos se quejaron y solicitaron el apoyo de los elementos policiacos para verificar de qué se trataba.

A su llegada los elementos notaron que en el corredor de dicha vivienda se encontraba una bolsa de plástico negra, de donde salía el nauseabundo olor, por lo que procedieron a revisarla; grande fue la sorpresa de los uniformados al encontrar dentro de esta bolsa de basura el pequeño cuerpo de un feto en estado de descomposición.

Los elementos policiacos dieron entonces intervención a los efectivos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) de Huatulco, para hacer la debida inspección de la bolsa con el feto en el interior; mientras los agentes investigadores acordonaban el área en espera de los peritos, a la vivienda arribó una mujer, identificada como Felicitas, O.M., de 65 años, a quien los elementos de la AEI interrogaron para saber si ella tenía conocimiento de cómo pudo haber llegado esa bolsa de basura con un feto en su interior hasta el corredor de esta vivienda; la mujer señaló entonces que el producto era de su sobrina Fanny C.F., de 35 años de edad, quien hacía tres días, estando todavía embarazada, se encontraba lavando y tendiendo la ropa, cuando en un descuido suyo se cayó y dio un fuerte golpe que le causó un aborto involuntario.

La señora Felicitas señaló que cuando esto sucedió ella no se encontraba en casa, y que fue momentos después que, cuando entró a su domicilio, encontró a su sobrina todavía tirada en el suelo y sangrando profusamente, mientras que al parecer por la fuerza del golpe el feto salió del cuerpo de su madre, perdiendo la vida el producto; ante esta situación la mujer decidió trasladar a su sobrina de emergencia al hospital de Santa María Huatulco, en donde hasta ese momento todavía se encontraba internada, olvidándose del feto, el cual seguramente fue embolsado por alguien más y lanzado a la vía pública.

Finalmente al lugar acudieron elementos de la AEI para hacer el levantamiento del cadáver del feto y llevarlo al anfiteatro de la localidad para practicarle la necropsia de ley y así deslindar responsabilidades.