En Jamiltepec fue asesinada esposa de ex Director de Seguridad.

Santiago Jamiltepec, Oax. La esposa del exdirector de seguridad pública de este municipio y alto funcionario policiaco en la región de la Costa fue acribillada el jueves 1 de febrero a unos pasos de su domicilio.

La víctima fue identificada como Verónica Baltazar Narváez, de 34 años de edad, quien fue asesinada de al menos 30 disparos de arma de fuego, según las primeras versiones. La mujer era esposa de Miguel Calderón Cisneros, quien fuera director de Seguridad Pública en Santiago Jamiltepec y también ocupó importantes cargos dentro de lo que fuera en ese entonces la Subprocuraduría Regional de Justicia en la Costa.

El sangriento ataque que conmocionó a los habitantes de toda la región de la Costa ocurrió a unos pasos del domicilio de esta familia, en la Calle Vicente Guerrero, en pleno centro de Santiago Jamiltepec, alrededor de las 08:50 horas.

De acuerdo a lo relatado por algunos testigos de estos violentos hechos, dos hombres, quienes venían a bordo de una motocicleta, se acercaron a Miguel Calderón Cisneros y su esposa y, cuando los tuvieron a su alcance, comenzaron a dispararles a mansalva; el ex jefe policiaco empezó a repeler el ataque, logrando lesionar a uno de sus atacantes, sin embargo al final los dos sujetos lograron darse a la fuga a bordo de su vehículo de motor, con rumbo desconocido, mientras que la señora Verónica quedó lesionada de gravedad en el suelo, muriendo momentos después.

Al lugar acudió personal de la Vicefiscalía Regional de la Costa para tomar conocimiento del caso y realizar las diligencias de ley correspondiente; se sabe que en la escena del crimen los agentes ministeriales localizaron y embalaron varios casquillos percutidos al parecer de calibre 9 milímetros, los cuales serán enviados para su análisis y así poder contar más información que pueda llevar a la captura del o los responsables de este atroz crimen.

La tragedia, probablemente derivada de graves conflictos personales, persiguen a la familia de la víctima pues el 18 de julio de 2016 fue ejecutada su mamá, la señora Rosa Narváez Hernández, de 52 años, cuando se encontraba realizando sus ejercicios matutinos en el Fraccionamiento Bacocho de este Puerto.

De manera muy similar a como fue asesinada en días pasados su hija, doña Rosa también fue ejecutada por dos sujetos quienes viajaban a bordo de una motocicleta y quienes –al tener cerca a su víctima– comenzaron a dispararle con saña, dejando el cuerpo sin vida ensangrentado en plena vía pública.

Se sabe que anteriormente la señora Rosa había estado viviendo en el estado Chiapas durante tres años después de que tres de sus hermanos fueran también asesinados en el municipio de Santiago Jamiltepec, de donde todos ellos eran originarios, desagraciadamente al poco tiempo de haber llegado a Puerto Escondido, la señora Rosa fue también ejecutada de manera violenta.

Por la ejecución de la señora Verónica se abrió la carpeta de investigación respectiva por homicidio calificado en contra de quién o quienes resulten responsables.

Cabe mencionar que los homicidios dolosos en contra de mujeres se han incrementado en esta región de la costa, por ejemplo el caso de una licenciada quien fuera cobardemente asesinada en San Gabriel Mixtepec y a ahora este lamentable caso en donde queda en evidencia que ya los altos índices de violencia no respetan sexo, condición social ni nada, por lo que cada día la ciudadanía se siente más preocupada y exige a las autoridades correspondientes que tomen las acciones necesarias para devolver la paz y tranquilidad a toda esta región de la Costa.