Prácticamente desde sus orígenes, y dadas sus muchas similitudes, la política y el crimen organizado han ido de la mano, no son raras las ocasiones en que un político se acaba metiendo como narco o viceversa; de hecho quienes saben algo de historia o los que están algo “veteranos” como este escualo se acordarán que uno de los primeros y más importantes “narcos” de la historia, Pablo Escobar, hizo campaña (y ganó) para llegar a entrar al gobierno en su natal Colombia, aunque al final, cuando se comprobaron sus nexos con el crimen organizado, fue obligado a renunciar.

Sin embargo esto es una muestra que, desde siempre, el crimen organizado y la política son dos lados de la misma moneda, por eso hasta cierto punto no debería sorprendernos tanto la noticia que tanto ha acaparado la atención en nuestro país en los últimos días del ex fiscal de Nayarit, Édgar Veytia Cambero, quien ha sido señalar de controlar un “imperio criminal” en todo este estado y sus alrededores, siendo uno de los principales “capos” de la región; decía yo que no debe sorprendernos tanto porque sabemos que esto es algo muy común, el gobierno y el narco duermen en la misma cama y lo comparten todo, ¿a poco creen que es “coincidencia” que los narcos apoyen a TODOS los políticos? Y cuando digo todos, es a todos, incluyendo MORENA, aunque los chairos peguen el grito en el cielo y digan que “esas son mentiras”, hay pruebas de que personas con nexos criminales militan y/o financian campañas en MORENA, el RIP, con los panuchos, pedorristas y demás, todos le entran a esa marranada.

Volviendo al tema específico de Veytia Cambero, es apenas uno de más de los muchos casos que los ciudadanos no sabemos, o de los que hemos oído pero no se han confirmado; se dice que el fiscal ocupó su cargo para quitar del camino a sus competidores de otras organizaciones criminales, al tiempo en que iba expandiendo su propia red de influencia.

Inclusive viendo las estadísticas da mucho “sospechosismo” ver que durante el periodo en que fungió como fiscal Édgar Veytia Cambero el número de decomisos de drogas bajó considerablemente; fuentes extraoficiales aseguran que es porque cada vez que Édgar Veytia sabía que sus “muchachitos” habían detenido a algunos narcos rivales con droga, éste la “decomisaba” pero para sus propios negocios chuecos, obviamente con tal de guardar las apariencias tuvo que hacer algunos decomisos como fiscal, y conforme fue aumentando su influencia y control pues tuvo que disimular más porque la droga que circulaba es la que ellos vendían.

Pero aquí no acaba el asunto, ya que Édgar Veytia (pues en su currículo y documentos oficiales nunca apareció su apellido materno) era un “hombre de confianza” del gobernador saliente de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, quien este año dejará el cargo; el asunto es que Édgar Veytia, también conocido como “El Diablo” apareció en la vida pública precisamente acompañando al gobernador Sandoval cuando éste era alcalde de Tepic, y El Diablo fue nombrado secretario de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad.

Así que estas investigaciones, se quiera o no, tienen que tocar al gobernador del RIP, quien en repetidas ocasiones había asegurado que Édgar Veytia era una persona de su total confianza, y es que aquí no hay más que de dos sopas, o El Diablo era tan astuto que logró engañar a todos, inclusive al mismo gobernador y sus allegados, lo que por cierto parece casi imposible, o bien, que todos ellos estuvieran bien enterados de las actividades ilícitas del fiscal, sino es que también eran parte de ellas.

Esto último parece lo más probable, especialmente si consideramos el hecho que, durante su campaña, Roberto Sandoval se presentó como “el candidato del pueblo”, narrando sus humildes orígenes y su arduo trabajo, desempeñándose como tablajero y también teniendo que irse por un tiempo como ilegal a Gringolandia para mandarle unos dolaritos a su familia, y hoy es un acaudalado ganadero, con varios ranchos, casas y terrenos, además de un gran número de cabezas de ganado, y el “gober” hasta ha presumido su gran colección de caballos “pura sangre” que son bastante “cariñosos”.

La cosa es que el gobernador no ha rendido cuentas claras, sigue sin presentar su declaración 3 de 3 y tampoco ha dado a conocer ninguna declaración patrimonial desde 2009, cuando todavía era alcalde de Tepic, y aquello solamente como parte de su estrategia para irse eventualmente como candidato a la gubernatura, pues en esta declaración presentaba un inmueble y dos vehículos que todavía estaba pagando pues los había solicitado a crédito, y hoy casi como por “arte de magia” tiene grandísimas extensiones de terreno y muchísimo “billullo”.

Como decías unas líneas arriba, esto es apenas uno de muchísimos casos más en todo el país, sabemos que tanto a nivel federal, estatal, municipal y local existen autoridades coludidas, vendidas o directamente involucradas en el crimen organizado, y muchísimos políticos más que también tienen cola que les pisen y que sueñan con llegar a ocupar un cargo, únicamente para “pagar favores” y seguir enriqueciéndose; esto no es un tema exclusivo del RIP, aunque los chairos así lo quieran hacer parecer, en realidad se da también en gobiernos panuchos, pedorristas, morenistas y de todos colores y denominaciones porque, como dijera alguna vez la ex Primera Dama de Estados Unidos, Michelle Obama, el poder no cambia a las personas, solamente saca a la luz quiénes son verdaderamente, y ese es el meollo del asunto, porque muchos políticos de por sí son unos delincuentes, simplemente que con el poder se sienten intocables y se vuelven aún más criminales y descarados.

Pasando a temas estatales, desde la semana pasada los “maitros” de la Sección 22 “rompieron” el diálogo con el gobierno del “Rorro” Alejandro Murat, argumentando que no hay “condiciones” para continuar la negociación, acusando directamente de esto al titular de la Secretaría General de Gobierno (Segego) Alejandro Avilés Álvarez; ahora los “teachers” ya tomaron este tema como consigna, y han señalado que para volver a la mesa de negociaciones es necesario que el “gober” ponga de “patitas en la calle” a Alejandro Avilés; muchos analistas consideran que esto es lo que en el mundo de los negocios se llama un ganar/ganar, porque la verdad es que son muchos los que consideran que el “Lucha Libre” (por aquello de la AAA) es uno de los lastres más grandes dentro de la administración muratista (y miren que hay varios funcionarios que parece que están haciendo todo lo posible por ganarse ese título) pero definitivamente Alejandro Avilés a pulso se ha hecho de muchísimos enemigos, no sólo entre los partidos de oposición sino entre sus mismos correligionarios del RIP, pues él es esa clase de políticos cobardes que gusta de aventar la piedra y esconder la mano.

Son muchas las voces que aseguran que Alejandro Avilés se siente (y presume ser) el “poder tras el poder” de Alejandro Murat, dicen que él por ahí luego dice que por su ayuda es que el “Nene Consentido” es gobernador y muchas cosas más, y que por tanto Alejandro Avilés se siente intocable; se le ha acusado de haber sido la principal “mente maestra” detrás de muchos escándalos que se armaron a finales del sexenio pasado, precisamente para desestabilizar Oaxaca y hacer parecer que el gobierno de Gabino Cué se venía a pique (aunque en realidad no hizo falta ninguna “ayuda”); por ejemplo se dice que fue Alejandro Avilés quien asesoró al entonces dipuporro Freddy Gil y lo pusiera en contacto con los “regidores incómodos” con la administración de Toño Camarón para que le hicieran todo aquel “desmother”, únicamente para dejarle la mesa puesta al nopalteco para que llegara a colocarse como el “salvador” de Puerto Escondido.

El problema es que Alejandro Avilés es “malapaga”, hoy ya no se acuerda de todos esos favores que tiene que pagar, ni siquiera está cumpliendo como debe su trabajo al frente de la Segego, y a pesar de todo dicen las malas lenguas que ya tiene sueños húmedos imaginándose que él va a ser el próximo gobernador solamente porque está “bien parado” con los Murat; la verdad es que el único “pero” que le veo a que el “gober” les dé a los “maistros” la cabeza de Alejandro Avilés en charola de plata como se la piden es que se sentaría un precedente de que, otra vez, el Gobierno del Estado va a ceder en las negociaciones ante el magisterio, pero creo que aún con eso vale la pena tomar esta medida.

Al final de cuentas dicen que ya son muchos los integrantes del gabinete estatal que ya le “llenaron el buche de piedritas” al gobernador, y por eso hace algunos meses adelantó el Tigrito que se venían cambios importantes en su gabinete, pues dicen algunos que el “Rorro” les puso un ultimátum a todos sus colaboradores, o se dejan de protagonismos, campañas anticipadas e ínfulas de grandeza y se alinean a los designios del Gobernador, o van a recibir una patada en el cu…lo dejamos para después mejor.

El problema es que la mayoría de estos funcionarios siguen sin entender, y al más puro estilo de la administración gabinista, muchos de ellos hacen lo que se les da la gana, algunos de ellos andan de manera descarada usando su cargo como plataforma de cara a las próximas elecciones dentro de dos años, pues se dice que muchos funcionarios ya tienen puesta la mirada en una diputación, ya sea local o federal, una Senaduría o ahí “lo que caiga” con tal de seguir “dobleteando” la dieta.

Pero obviamente no va a estar tan sencilla la cosa para estos funcionarios, pues son muchos los “canes” y pocos los huesos a repartir, así que la competencia está canija; esto es algo que pudo descubrir en días pasados la “Mamá Lucha” Zory Ziga en este municipio de la Costa, pues la hoy titular del CONAFE a nivel estado esta semana arribó a Puerto Escondido para entregar apoyos de parte de esta dependencia; el problema es que no contaba que ya la estaban esperando un grupo de ciudadanos, quienes le reclamaron, con justa razón, a la Mamá Lucha que por qué ahora sí anda tan “dadivosa” entregando apoyos y mientras fue diputada local y Subdelegada de la Sedesol no hizo nada, de hecho durante esa época ni siquiera se dignaba a dar la cara, hasta que se le acabó “el hueso” aquí anduvo en Puerto Escondido que no la calentaba ni el sol, hasta que el “Nene Consentido” la llamó para integrarse a su equipo de trabajo después de su “invaluable” apoyo para su campaña ($$$); tan feo estuvo el asunto que tuvieron que entrar al “quite” el agente porteño Silvestre López y el “preciso” de San Peter, Freddy Gil Pineda Gopar.

Todo esto tiene que ver con que, dicen las malas lenguas, la Mamá Lucha ya se vio repitiendo como diputada, quizá ahora hasta federal; el problema está en que ella no es la única, y ni de chiste la favorita, hay quienes aseguran que algunos de sus adversarios para este cargo (específicamente dentro del mismo RIP) son los que estuvieron detrás de este movimiento “ciudadano” para “externar su indignación”, pues estos otros “suspirantes” tienen la idea que con estas acciones van a “ventanear” a Zory Ziga y demostrarle a la cúpula prisista que “nadie la quiere” y, por tanto, darle una candidatura es prácticamente un suicidio político, por lo que es mejor dejar a un candidato “mejor posicionado” para buscar este cargo, entiéndase, ellos mismos.

Siguiendo con temas locales, la violencia sigue a todo lo que da en la región de la Costa, sin que las autoridades hagan algo al respecto; para muchos los líos más “gruexos” están en Pinotepa Nacional y Río Grande, aunque parece que Puerto Escondido tampoco canta mal las rancheras pues este pasado fin de semana en diferentes punto de esta ciudad los criminales se “escabecharon” a por lo menos tres personas, además de muchos otros atentados y crímenes violentos, pero digamos que aquí hay la “justificación” de que el Gobierno del Estado sigue sin cumplir el compromiso hecho por el titular de la Secretaría de Seguridad de traer más elementos de la Policía Estatal para reforzar la vigilancia, al tiempo en que siguen desarmados los policías municipales de Colotepec y Mixtepec, lo cual, como comenté la semana pasada, al menos les da una excusa a los Presidentes Municipales para no dar los resultados necesarios en materia de seguridad pública.

Sin embargo en los municipios de Pinotepa y Tututepec donde no se tienen estos problemas, debería haber resultados, o por lo menos se debería ver la intención de las autoridades municipales por pedir el apoyo al Gobierno del Estado y emprender acciones por su cuenta, sin embargo nada de esto hay.

En el caso de Pinotepa, el gobierno que “encabeza” Guillermo García Cajero (así entrecomillado porque sabemos que quien sigue mandando en Pinotepa es Tomás Basaldú) cree que simplemente fingiendo demencia y haciendo lo que el avestruz, escondiendo la cabeza en la tierra, se van a solucionar como por arte de magia los problemas.

Algo parecido pasa en Tututepec, donde el “morenista” Javier Juárez salió todavía peor que las pasadas administraciones municipales, pues aunque la violencia está a todo lo que da en Río Grande, la principal Agencia Municipal de Tututepec, su presidente ni por enterado, él está demasiado ocupado organizando reuniones ridículas para “tomar acuerdos” sobre obras completamente innecesarias y organizando celebraciones y festejos que, como son en la cabecera municipal, creen que no corren riesgo a pesar de la violencia rampante en Río Grande; lo que este cegatón presidente no se ha dado cuenta (o no le han señalado los “arras” que tiene en nómina) es que esta violencia en Río Grande afecta directamente a todo el municipio, que aunque organicen las fiestas más “fregonas” de la historia, si la gente tiene miedo de ir aquello va a resultar un fracaso tremendo; no digo que hay que cancelar de tajo las festividades, pero caramba, siquiera que el Presidente se digne a dar la cara y decir algo, pero sobre todo a hacer algo.

Y es que Río Grande vive una situación parecida, o quizá peor, que Puerto Escondido; es la Agencia Municipal más grande, aún más que la misma cabecera, es la comunidad más importante y sin embargo siempre ha sido “ninguneada” por sus gobernantes; la diferencia es que Río Grande no tiene los conflictos territoriales de este Puerto, si Río Grande está en el abandono es simple y sencillamente por la DESIDIA de sus autoridades las cuales, como las que controlan Puerto Escondido, simplemente están buscando la manera de exprimirle hasta el último centavo a la Agencia Municipal, y devolviéndole una “baba de perico”, pero insisto, en el caso de Río Grande da todavía más tristeza porque por lo menos Puerto Escondido es “reconocido” por las autoridades como la ciudad más importante, y generalmente se reciben obras y proyectos en consecuencia, pero en el caso de Río Grande aunque igual se “acepta” (casi a regañadientes) que Río es la agencia más grande, la verdad es que en obras todavía hay muchísimas carencias, pero como entre el trienio pasado (y parece que éste) ya se les metió la idea a sus titulares de conseguir, sí o sí, que Tututepec sea reconocido como “Pueblo Mágico”, se están destinando cantidades estratosféricas para toda clase de obras disque “culturales”, mientras en las demás comunidades puras obritas pinchurrientas que no arreglan nada, pero bien que sirven para que los mercachifles de la información se desvivan en loas para sus “patrones” publicándoles fotos de banderazos de arranque e inauguración de obras que sirven para lo mismo que se le unta al queso, y de la inseguridad mejor ni hablemos, porque cada día está peor y las autoridades municipales y estatales simplemente brillan por su ausencia, pero bueno, mientras que sigan presumiendo de tantas más cuantas reuniones para el operativo vacacional de Semana Santa están realizando, que seguramente con eso van a consolar a la gente que acabe asada a balazos por los miembros de la delincuencia organizada que están a todo lo que da en la región de la Costa.

Ya mejor me despido antes de que me dé un “torzón” del coraje, les recuerdo que mi correo electrónico está a sus órdenes y la dirección sigue siendo escualo@escondido-dd.com