En la historia reciente de los Estados Unidos, sus Presidentes siempre han tenido un “arma secreta” en cuanto su popularidad se viene para abajo: inventarse una guerra, un enemigo extranjero y empezar una lucha que los legitima ante los ojos del estadounidense promedio; quizá el máximo representante de esto fue el “Bushito”, quien en medio de una época especialmente dura para su gobierno, le tocó vivir aquellos famosos atentados del 11 de septiembre, lo que a su vez lo “motivó” a empezar una guerra y hasta un “villano” tuvo para que los gringos temblaran, Osama Bin Laden; obviamente no faltan los que dicen que esto del 11 de septiembre fue un plan del mismo George Bush, que el gobierno de Estados Unidos sembró material explosivo para derribar las torres gemelas y cuanta “xalada” se les ocurre, yo no creo que llegaran a eso, pero nadie me quita de la cabeza que los gringos algo sospechaban de estos ataques, pero de todos modos los dejaron suceder para justificar una guerrita.

Luego, cuando el “moreno” Barack Obama estaba en campaña, él juraba y perjuraba que la guerra era mala, que había que retirar las tropas estadounidenses de Medio Oriente, excepto que al final de su primer periodo presidencial, cuando las cosas Obama se las vio más negras (sin albur), de pronto su postura respecto a la guerra cambió radicalmente, hubo más acciones militares en Medio Oriente y Obama justificaba todo por los “enemigos” de Estados Unidos que estaban operando en aquella zona.

Por todo eso no nos sorprende tanto lo que en las últimas semanas ha estado pasando, luego de que el gobierno de Donald Trompas comenzara acciones militares en Medio Oriente, según como “respuesta” a ataques químicos ordenados por el presidente (para muchos dictador) de Siria, Bashar al-Ásad, quien es además un aliado estratégico de Rusia en esta zona geográfica tan inestable.

La cuestión es que estas acciones militares ordenadas por el “Pelos de Elote” no obedecen tanto a una “legítima” defensa de Estados Unidos, sino un burdo intento por parte de Donald Trump por recuperar popularidad, pues a poco más de tres meses su gobierno simplemente va de mal en peor, prometió mucho y –hasta este momento– nada más no ha dado pie con bola, sus mismos aliados del Partido Republicado lo han abandonado y traicionado, metiéndole reversa a muchas iniciativas de gobierno del Trompas o de plano se han “abierto” a la hora de las votaciones, dejando únicamente a los verdaderos incondicionales de Trump solos y en evidencia ante los ciudadanos.

Ante este desolador panorama es evidente que Donald Trump tuviera que recurrir a la “vieja confiable” de cualquier presidente de los Estados Unidos: inventarse una guerra, y vaya que le ha funcionado, pues de la noche a la mañana la opinión de muchos ciudadanos ha vuelto a cambiar, a favor del Trompetas, pues diversos sondeos confirman que casi cualquier estadounidense “de a pie” está a favor de toda acción militar que emprenda el gobierno de Donald Trump, aún en contra de países ficticios sacados de películas o caricaturas, porque así funciona la mente del gringo promedio, si les dicen que es para “enfrentar a los enemigos de Estados Unidos” se tragan cualquier mentira que les digan.

Sin embargo hay algo muy curioso aquí, esta semana nos enteramos que el gobierno de Trump lanzó su bomba no nuclear más poderosa, la llamada Madre de Todas las Bombas, en una zona de Afganistán supuestamente con la anuencia del gobierno de aquel país para enfrentar al Estado Islámico (ISIS) y terminar de una vez por todas con esta organización terrorista; apenas la semana pasada se vivieron momentos de tensión cuando Estados Unidos bombardeó Siria y Rusia, en voz de su presidente Vladimir Putin, salió a decir que ellos no iban a permitir ataques contra sus aliados, e inclusive se hablaba de un enfrentamiento entre Estados Unidos y Rusia, aunque al final el gobierno de Siria salió al paso al denunciar que ni fue un “autoatentado” por parte de Estados Unidos, como se ha manejado en muchos medios, ni una agresión por parte del gobierno de al-Ásad, sino que este ataque químico fue perpetrado por una célula de ISIS en Siria; esta fue la razón que hizo que Trump decidiera llevar la guerra hacia allá, quizá porque le midió el agua a los camotes o porque Putin le recordó que gracias a él es que el “Pelos de Elote” está hoy en la Casa Blanca, como sea parece que esta situación empieza a bajar de nivel, pues inclusive Rusia ha salido a decir que “a pesar de lo que ha pasado” están dispuestos a apoyar a Estados Unidos para enfrentarse a ISIS.

“Hayga sido como hayga” sido, Trump ya tiene su guerra, y seguramente la mantendrá vigente mientras así convenga a sus intereses; sin embargo hay que destacar, como siempre, la hipocresía de los grupos de izquierda, aunque en este caso de Estados Unidos, pues al igual que durante el gobierno del “Bushito” no faltan los mocosos manifestándose en las calles de Gringolandia contra las acciones militares del presidente Republicano en países extranjeros, sin embargo es curioso que estos mismos “progres” no dijeran ni pío durante las muchas acciones y bombardeos ordenados y ejecutados durante el gobierno de Barack Obama, ni decían nada sobre la clara postura de la “Hilaria” por mantener las tropas estadounidenses en Medio Oriente, pero claro, sabemos que así de hipócrita es aquí y en China la izquierda, cuando ellos hacen o dicen todo está bien, pero que no lo hagan los “adversarios” políticos porque entonces sí arde Troya.

Es como aquí en México, la semana pasada se armó un tremendo escándalo a nivel nacional luego de que el Secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, dijera que en su país hay una gran preocupación por la ya hoy descarada candidatura de un político populista y demagogo quien, además, en repetidas ocasiones ha demostrado su odio contra los Estados Unidos (y en general contra quien tenga enfrente) y aunque al principio el funcionario estadounidenses se quiso ver “mesurado” al final no se aguantó y dijo el mismo nombre que seguramente vino a su mente en cuanto leyó esa descripción: André’ Manuel López Hablador, MALO pa’los “cuates”; y es que según el secretario John Kelly, si López Orador llegara a ganar (que la lengua se le haga “chicharrón”) aquello podría afectar no sólo a México, sino también a Estados Unidos pues una y otra vez MALO ha hablado de sus políticas “proteccionistas” y de cómo va a “echar fuera” a las “malvadas” empresas extranjeras de México, aunque claro, eso solamente lo dice en los discursos dentro de nuestro país, porque cuando ha ofrecido entrevistas en medios internacionales él siempre habla de “abrir” México a la inversión extranjera, prácticamente siguiendo el mismo modelo por el que hoy acusan de “entreguismo” a Peña Miento y compañía.

La verdad es que las declaraciones de John Kelly no están tan erradas, y precisamente por eso es que tanto les “ardieron” a los chairos, quienes ni tardos ni perezosos comenzaron a lanzársele a la yugular a este funcionario, líderes e importantes militantes de partidos de izquierda salieron a “exigirle” al Gobierno de Estados Unidos que deje de meterse en asuntos electorales de México, y hasta el mismo MALO salió a decir lo mismo; qué curioso, porque los mexicanos (especialmente los chairos) son buenísimos para exigir, pero no para dar aquello mismo que ellos exigen; a lo mejor muchos tienen memoria de muy corto plazo, pero yo recuerdo perfectamente que en plena efervescencia política allá en los Estados Unidos, cuando todavía estaba la moneda en el aire, políticos de todos colores y denominaciones y mexicanos en todas partes anduvieron dando su opinión (que nadie les preguntó) sobre quién era “el buenas” para la elección presidencial en Gringolandia, quizá muchos todavía se acuerden del tremendo “oso” que legisladores mexicanos hicieron tomándose fotos con playeras a favor de Hillary Clinton y las muchas críticas que le llovieron a Peña Miento cuando invitó a Donald Trompas a nuestro país, ah pero claro, nosotros sí podemos opinar de los demás porque somos bien “fregones” pero que no nos digan a nosotros algo que no queremos escuchar porque ahí sí nos rasgamos las vestiduras y exigimos que “no se metan con nuestra vida” porque tenemos el “cutis” muy delicadito, pero acordémonos bien que “el que se lleva, se aguanta”, y MALO y su gente no deberían hablar muy alto porque ellos fueron los primeros que, en su momento, opinaron mil y un cosas en contra de Trump, así que ahora mejor es que se porten como “machitos” y “aguanten vara” cuando se hable de ellos, aun si no es para bien.

Pero aquí se mostró todavía más la desesperación de MALO y su gente por buscar cualquier excusa para “desprestigiar” a sus adversarios pues, sin ninguna prueba más que su palabra, López Hablador acusó directamente a Margarita Zavala de haber sido ella la que pidió la “ayuda” del gobierno de Estados Unidos para “desprestigiarlo”; como era de esperarse, los medios alineados a la izquierda replicaron esta noticia como si la vida les fuera en ello, aunque sin presentar ninguna evidencia ni aportar pruebas que respalden su dicho, como MALO lo dijo TIENE que ser verdad y sanseacabó.

Pero aquí se nota la hipocresía, porque según el Peje y su gente, esta “campaña de desprestigio” en su contra es una muestra clara del “miedo” que tiene Margarita Zavala porque MALO está mejor posicionado en las encuestas, sin embargo lo que los ciudadanos pensantes vemos es justamente lo contrario, que el que está que se “susurra” (sin el primer “su”) de miedo es MALO, pues cada día más encuestas y sondeos muestran que la Zavala, sin llevar más de 12 años de “campaña permanente” va pisándole los talones o superando ya claramente a López Hablador, colocándose como una candidata fuerte rumbo al 2018, y por eso la chairiza intenta “embarrarla” valiéndose del odio en contra de los “malvados” extranjeros que MALO ha estado alimentando durante años en sus discursos.

Pasando a temas estatales, esta semana ocurrió algo que nadie esperaba, pues a través de las redes sociales y en algunos medios de comunicación se dio a conocer una verdadera “bomba” en contra de Alejandro Avilés, pues se supo que su “nene” usó el helicóptero oficial del Gobierno del Estado para venir con sus cuates de “reventón” a Puerto Escondido.

El mismo día que trascendió esta información, Alejandro Avilés presentó su renuncia como titular de la SEGEGO y por medio de una carta se “disculpó” por este hecho; el “gober” Alejandro Murat aceptó la renuncia de Alejandro Avilés al tiempo que anunció también la destitución del coordinador de Transportes Aéreos del Hangar Oficial de Gobierno.

Ahora, toda esta situación como que da mucho pie al “sospechosismo”, si recuerdan justamente la semana pasada comentaba yo que una de las principales “peticiones” (entiéndase DEMANDAS) de los “maistros” era la renuncia de Alejandro Avilés de la SEGEGO, y en su momento dije yo que, la verdad, aquello sería lo más sano para el gobierno del “Nene Consentido” pues Alejandro Avilés había sido más un lastre y problema que una ayuda para el Gobernador, y que el único “pero” que le veía es que destituirlo así como así era ceder al chantaje del magisterio; justo esta semana se da este escándalo, e insisto que me hace ponerme muy “sospechosista” pues ya en otras ocasiones el hijo de Alejandro Avilés había sido objeto de críticas a través de las redes sociales, por ejemplo la vez que presumió sus vacaciones en un hotel de lujo en Las Vegas, y a pesar de que aquél fue un escándalo todavía más grande, su “jefe” ni se inmutó; ahora de repente por algo así nos quieren hacer creer que a Alejandro Avilés se le “cae la cara” de vergüenza, ¡a otro perro con ese hueso! Me huele a que todo fue un teatrito, Alejandro Murat ya tenía planeado poner “de patitas en la calle” a Alejandro Avilés y éste fue el montaje para hacerlo, dándole así respuesta a la petición del magisterio pero sin caer en sus chantajes, una verdadera situación ganar/ganar.

Pasando a temas locales, el pasado fin de semana se registró una situación sumamente difícil en la agencia municipal de La Barra de Colotepec; como bien sabemos los porteños y también los habitantes de Tututepec, especialmente los de Río Grande, es normal que un Agente Municipal, especialmente si la agencia en cuestión es la más grande o importante del municipio, sienta que puede ponerse al “tú por tú” con el Presidente Municipal; como en Colotepec la única Agencia reconocida oficialmente es La Barra, era de suponerse que, tarde o temprano, el que quedara como Agente Municipal iba a querer “medir fuerzas” con el “Preciso”, y dio la casualidad que este “honor” le tocó a Valentín Hernández Díaz.

Y es que este fin de semana el agente de La Barra, Hilario Figueroa Armengol, convocó a una reunión a habitantes de esta comunidad para denunciar que el cabildo de Colotepec que encabeza “Vale” no les quiere dar los recursos que –por ley– le corresponde a esta agencia.

Aquí hay dos versiones diferentes, algunos aseguran que Vale había sido invitado oficialmente a este encuentro para “dar la cara” ante los habitantes de La Barra, y otra versión asegura que simpatizantes de Valentín le dieron “el pitazo” y que éste llegó a interrumpir la reunión acompañado de algunos de sus “incondicionales” para amedrentar a los ahí presentes.

Siguiendo con las versiones encontradas, una de ellas dice que el Agente de La Barra “exigió” a Valentín que se le entregara “en efectivo” los recursos que le corresponden a esta comunidad, y que Vale les explicó que este recurso se tiene que entregar en obras, las cuales justamente esta semana iban a iniciar, según esta versión de los hechos, al saber esta situación los ciudadanos de La Barra se fueron contra su Agente Municipal, pues éste los había intentado engañar y les mintió descaradamente, iniciándose así una verdadera batalla campal de la cual Valentín tuvo que ser resguardado para sacarlo sano y salvo.

La otra versión indica que, en realidad, los reclamos comenzaron porque, como sucede en todas las agencias grandes, lo que se “devuelve” en obras no coincide con lo que el municipio “aporta” , y que los ciudadanos y el Agente de La Barra reclamaban que a esta comunidad le corresponde una cantidad de aproximadamente $300,000.00 pero Vale y su gente así como un “gran favor” van a invertir $35,000.00 en obras, y que encima de todo la Agencia Municipal no puede quedarse con el dinero de cobro de licencias y otras contribuciones, por lo que comenzaron los dimes y diretes entre los habitantes de La Barra y el Presidente Municipal, y de ahí empezaron los golpes, donde Vale tuvo que ser sacado por sus escoltas pues las cosas se pusieron “de a tostón”.

Por ahí me contaron que en realidad todo este borlote es una mezcla de las dos versiones, que efectivamente Vale y su gente llegaron muy “sacalepunta” y que no están devolviéndole a esta comunidad todo el recurso que le debería corresponder, pero también es cierto que todo este movimiento es por el “hambre” del Agente Municipal de La Barra, quien pensó que iba a llegar a agarrar dinero a manos llenas y resulta que ni siquiera puede “clavarse” lo del cobro de las contribuciones, pues al igual que aquí en Puerto con Freddy Gil, allá en La Barra el “preciso” determinó llevarse todo, nada más que aquí hay una gran diferencia, y es que Vale ni de chiste tiene la presencia del “presi” de San Peter, pues sabemos que Freddy Gil puede controlar todo el recurso de Puerto Escondido sin que nadie le diga algo porque él impone respeto (o por lo menos miedo) y que si alguien intenta hacerle un “chistecito” como el que le hicieron a Vale en La Barra, Freddy Gil los calma porque los calma, y en cambio a Valentín le “temblaron las manos” y es por eso que la gente se le “subió a las barbas”.

Al final hay que entender que estos son momentos de apechugar, pues los recursos siguen sin fluir como se deben, y es que es una cadenita pues los municipios no pueden liberar recursos ni empezar obras porque el Gobierno del Estado no está dando el dinero como se debe, y el Gobierno del Estado tampoco cuenta con los recursos porque el Gobierno Federal no los hace llegar, y eso es porque buena parte de esa lana se está canalizando para “apoyar” a los candidatos del RIP en estados como el EdoMex donde este año se celebran comicios, así que es evidente que las Agencias no van a recibir muchos recursos, pero eso no les importa a los que quieren tranzar, por eso hacen escándalo a ver si en una de esas les dan “algo” para calmarlos por mientras.

En fin, ya por esta semana me despido, recordándoles que mi casilla de correo electrónico está a sus órdenes para cualquier comentario, denuncia, queja, crítica y hasta “recordatorio materno”, y la dirección sigue y seguirá siendo escualo@escondido-dd.com, y si tienen tele…¡ahí se ven!.