Entre Escualos

Aun en medio del periodo vacacional los mexicanos no tuvimos descanso con los políticos y sus “xaladas”; aunque en cierto modo se “calmaron” un poco, han estado duro y dale como cuchillito de palo queriendo a como dé lugar seguir figurando o empezar a figurar, buscando llamar la atención de cara al proceso electoral de este año que comenzamos.

Hablemos un poco de los que se perfilan como los cuatro contendientes más probables para esta elección de Presidente de la República, tres cobijados por diferentes partidos políticos en coalición, y uno más que –parece ser– buscará “la grande” por la vía independiente.

Empecemos con el que hasta ahora sigue siendo el puntero en muchas de las encuestas, André’ Manuel López Orador, MALO “pa’los” cuates; hay quienes aseguran que el tabasqueño tiene todas las de ganar para esta elección, especialmente cuando vemos las tremendas metidotas de pata de sus principales contendientes o los partidos que los “cobijan”, sin embargo hay otros que sabemos perfectamente que el mayor enemigo de López Hablador nunca ha estado afuera, sino adentro, y que de todos el peor de sus enemigos es él mismo.

Y es que aunque los chairos hoy insistan en ignorar o negar rotundamente la gran incongruencia que MALO y MORENA han mostrado al ir en coalición con un partido de “ultraderecha” como el PES, la verdad es que aun militantes de mucho tiempo en los partidos de izquierda y/o simpatizantes del Peje se han mostrado desencantados de la actitud del tabasqueño.

Ha habido inclusive medios de comunicación (sobre todo internacionales) que han hecho énfasis en esta gran contradicción, usando como ejemplo un video de hace algunos meses (cuando se iban a realizar las elecciones en el EdoMex) en donde MALO hablaba de que Morena no iría en coalición con ningún partido político “de la Mafia del Poder” incluyendo al RIP, PAN, PeRDeré, Nueva Alianza, entre otros, incluido también Encuentro Social (PES) y en ese entonces MALO explicó que era por una cuestión “de principios” pues Morena no se fundó para buscar “ganar por ganar”, sino para defender principios y valores.

Pero ahora sale MALO con que “dice mi mamá que siempre no” y que los principios pues se pueden negociar y que el PES al final “ni es tan malo” como decían algunos, sino que, según las palabras del mismo López Hablador hace unas semanas, son parte integral de la estrategia para lograr “el cambio verdadero del país”, pues hombre, como siempre los chairos no saben a cuál López Hablador escuchar, al de ahora que anda agarrando a cualquier impresentable que le salga al paso o al de hace algunos meses que –por lo menos– tenía la idea de defender los ideales de su partido y movimiento, aunque ahora ni siquiera eso tiene.

Pero para muchos todo esto que está pasando no es ninguna casualidad; de hecho es un rumor que por largo rato ha venido circulando en el sentido de que MALO nunca ha querido ganar, porque él mismo sabe que le conviene más ser el “eterno opositor” y seguir dándose la gran vida como “líder moral” de la izquierda, viajando dentro y fuera del país sin rendirle cuentas a nadie; porque si alguna vez se le llega a cumplir al Peje su sueño guajiro, va a acabar dejando a más inconformes que felices, pues finalmente la gente se acabaría dando cuenta que todo lo que ha estado prometiendo por tantos años son puro “jarabe de pico” y que no se va a arreglar nada, es más, lo más probable es que ni siquiera acabe con la corrupción como tanto ha cacareado que lo hará nada más llegando al poder.

Y sé que muchos chairos me dirán que son puras tonterías las que escribo, que MALO tiene experiencia de sobra como gobernante, y antes de que me presuman el reconocimiento que recibió como el segundo mejor alcalde de todo el mundo, déjenme decirles –por si no lo sabían– que este “reconocimiento” es nada más simbólico, y no fue otorgado a partir de un estudio o los resultados de los trabajos realizados, fue simplemente una votación en Internet, en donde ni siquiera hay forma de saber si efectivamente todos esos votos que aparecieron a favor de López Hablador (como hoy en día) son realmente de personas reales, o cuántos son de cuentas falsas simplemente para “inflar” los resultados (como sucede en las encuestas “chayoteras” en las redes sociales donde casi siempre sale ganando MALO) por lo que el dichoso logro que tanto presumen los izquierdosos en realidad tiene tanto valor como el diploma de una “escuela patito”.

Además no es lo mismo gobernar la Ciudad de México que todo el país; la “capirucha” siempre ha sido territorio de la izquierda, de hecho ya prácticamente todos auguran un aplastante triunfo de Morena en las próximas elecciones en la capital del país, así que ahí hay muy poca gente que quisiera llevarle la contra a MALO.

Pero a nivel nacional la cosa es muy diferente, pues hay maneras muy distintas de pensar entre los mexicanos, por ejemplo lo que para un chilango está bien no necesariamente va a serlo a los ojos de los norteños o los sureños, por lo que López Hablador tendría muchos problemas para tratar de agradarles a todos.

Por eso mismo muchos dicen que López Hablador, aunque diga lo contrario, solamente hace campaña “para perder”, él mismo se mete zancadillas y actúa de manera contradictoria, para poder garantizar que no pueda llegar a la Presidencia, pero sí lo suficiente para ser siempre visto como un gran contrincante, alguien a quien los demás partidos políticos le puedan tener miedo y/o respeto y así él pueda negociar con éstos.

No es una idea tan extraña en México, de hecho recordemos la historia que dice que el Partido del Trabajo (PT) fue fundada por el mismísimo Raúl Salinas de Gortari como un partido “falso” de izquierda que le quitara fuerza al PeRDeré de Cuauhtémoc Cárdenas.

Y si nada de esto es verdad y MALO en verdad quiere ganar las elecciones, pareciera que él solito frustra sus intentos, y aunque hay quienes aseguran que éste va a ser su año, yo la verdad siento que aunque va a quedarse muy cerca, no la va a conseguir, pero ya veremos, dijo el ciego.

Seguimos con el que hasta ahora se mantiene en la mayoría de encuestas como el segundo mejor posicionado rumbo a la carrera presidencial, aunque cada día que pasa se desinfla más: Ricardo cAnaya de la “cualición” Por México al Frente; la verdad es que todo en torno a este personaje lo hace insoportable, y no ayuda en nada que él se porte como todo un higadito con patas.

Todos sabemos que la política no es una “carrera” para los que tienen el “cutis” delicado, porque es prácticamente un requisito el tener que “aguantar vara” o, como dijera aquella famosa definición que una vez diera el escritor Carlos Fuentes que decía que “la política es el arte de comer sapos sin hacer gestos”, o sea, que te tenías que aguantar todo lo que te tocara sin chistar, y eso –como decía– incluye aguantarse cuando hay insultos o descalificaciones baratas.

Pero Ricardo Anaya ha demostrado una y otra vez que tiene la piel muy delicadita, y que cualquier comentario en contra le saca ronchas; por ejemplo, luego de que se anunció (o mejor dicho, confirmó) que él sería el candidato del “Frente” para la Presidencia de la República, MALO –con su habitual estilo de buscapleitos de cantina– afirmó que tanto Anaya como Meade eran unos “pirrurris” y que ambos tenían la piel blanca porque no les ha tocado el sol ni han recorrido a pie el país; y el cAnaya se tragó completito el anzuelo con todo y carnada, y cayó en el juego de López Hablador, pues el panucho se indignó, hasta presentó una denuncia ante el CONAPRED y acusó a MALO de promover “el odio y la discriminación” entre los mexicanos, inclusive por su color de piel.

¡Pero si esa es la estrategia básica de López Hablador! Básicamente todo lo que ha logrado hasta ahora y sigue logrando es porque MALO simplemente busca promover o reavivar el odio y rencor entre los mexicanos, dividiéndonos y clasificándonos entre “ricos” y pobres, “Pueblo bueno” o “la Mafia del Poder”, intelectuales (ellos) y “cometortas” (todos los que lo criticamos y cuestionamos), en fin, de todo; el hecho de que Anaya cayera en esta provocación además sirve solamente para reafirmar lo que dijo MALO, pues los chairos decían (en parte con justa razón) que si tanto “escozor” le causaron a Ricardo Anaya las declaraciones de López Orador es porque son ciertas (o al menos en parte); además se notó una falta de argumentos –y sobre todo tablas políticas– por parte del Chicken Little región 4, quien bien pudo haber aprovechado la oportunidad para hablar de lo que él ha visto y vivido (si es que lo ha hecho) al recorrer el país.

Digo, por un lado sí es verdad lo que decía Anaya, no se vale que en la política se usen como argumentos para descalificar a una persona su color de piel, estatus social, preferencias sexuales, religión o cualquier otra cosa; en un mundo ideal la política debería ser debatir ideas con ideas, usando argumentos sólidos y no descalificaciones de ningún tipo, pero no vivimos en un mundo ideal, sabemos que la política se ha rebajado hasta el nivel de “debate” que le gusta al votante promedio, y este nivel es el de las descalificaciones e insultos, y si un político quiere marcar una diferencia en la forma de hacer política en nuestro país, es precisamente no cayendo en este juego, pero también sabiendo aguantarse cuando sus contrincantes lo usen para provocar.

En este sentido reconozco que en los últimos años los prisistas son los que más han aprendido de esto; durante su campaña en el 2012, Peña Miento casi nunca cayó en las descalificaciones e insultos contra sus adversarios, en parte porque sabía que él es el que tenía más cola que le pisaran, pero también porque sabía que hay sectores dentro de la sociedad mexicana que están hartos de que los “debates” políticos no sean más que peleas de “escolapios” donde se insultan y jalan del pelo, sin llegar nunca a algo productivo.

Lo vimos también apenas hace dos años aquí en Oaxaca durante la campaña del “Nene Consetido” Murat; mientras sus adversarios (especialmente Benjamín Robles) se la pasaban descalificando e insultando a sus contrincantes, el Rorro siquiera por “taparle el ojo al macho” hablaba de sus propuestas y proyectos (aunque muchos de ellos hoy parecen más fantasía que cuando se presentaron) y esto le valió muchos votos a favor, porque la gente está harta de esa clase de “política” infantil.

También lo estamos viendo con el Pepe “Mid” quien, al igual que cAnaya, ha sido blanco de las burlas y críticas de MALO y sus huestes “demoñacas”, y la verdad es que siento que todavía con más saña porque de Anaya solamente se han burlado por su color de piel, mientras que de Meade se han burlado de su cara, de su vitíligo, de su familia, en fin, de todo; sin embargo a pesar de todo esto José Antonio Meade ha sabido “aguantar vara” y no cae en contiendas ni conflictos, ¿por qué? Porque al final sabemos que el que se enoja, pierde.

En este sentido sabemos que Anaya y MALO son igual de intolerantes y “delicaditos”, pues tanto uno como el otro gustan de aventar la piedra y esconder la mano, ah, pero que nadie diga algo o se burle de ellos, porque entonces sí arde Troya; estos dos monigotes demuestran entonces su intransigencia y –peor aún– nos dejan ver que si alguna vez llegan al poder, harán todo lo que esté a su alcance por censurar y perseguir a aquellos que se atrevan a cuestionarlos, pero algo de verdad, no las “xaladas” que se avientan los chairos hoy en día, como el escándalo que armaron en los últimos días del 2017 cuando se aprobó (según ellos) la “censura en Internet” en nuestro país, cuando lo único que se hizo fue aumentar lo que dice el Código Civil sobre la difamación y daño moral que, aunque ya no está tipificado como delito, se sigue considerando una falta administrativa; con este cambio únicamente se amplía a Internet esta medida, para vigilar que la gente no difame o cause daño moral a otras personas por medio de sus publicaciones, especialmente a través de las redes sociales.

Siguiendo con el tema, hablemos de Pepe Meade, quien a pesar de ser un candidato sin carisma natural, prácticamente un desconocido dentro de la política y a que pareciera que el RIP en lugar de ayudarlo quiere hundirlo más porque todos los escándalos de corrupción acaban invariablemente salpicándolo, o por ejemplo que casi por la fuerza están metiendo a reconocidísimos corruptos como Rubén Moreira al equipo del “Thundercat” en lugar de ayudarlo lo hunden más.

Y sin embargo, a pesar de todo esto, Meade poco a poco va subiendo en las encuestas, ya acercándosele más a Ricardo Anaya, aunque todavía le falta mucho para igualarse con López Hablador; sin embargo, hay que decir que el “Miado” de manera oficial todavía no ha comenzado su campaña, quizá porque primero quiere que los prisistas mismos lo conozcan; y es que en este sentido José Antonio Meade está en clarísima desventaja respecto a sus otros contrincantes, pues los otros –sobre todo MALO y cAnaya– ya son identificados casi casi como el rostro de su respectivo partido, llevan mucho tiempo haciendo “pre-precampaña” y son fácilmente reconocidos por los mexicanos (para bien o para mal) pero “Mid” no tiene nada de esto, siempre ha estado tras bambalinas, hasta hace poco no parecía que fuera a ser un importante actor de este teatro electorero y ahora resulta que es el protagonista por parte del RIP.

Hay quienes aseguran que una vez que Meade comience “en serio” su campaña va a despegar, pues hay quienes auguran que su inteligencia y preparación van a ayudarlo y compensar aunque sea un poco su falta de carisma; la verdad es que es posible, de hecho si hacemos un análisis, de los últimos 5 Presidentes que hemos tenido en México, sólo 2 de ellos han logrado ganar a partir de su popularidad (Fox y Peña Miento) mientras que los demás han ganado gracias a su preparación y/o capacidad (Salinas, Zedillo y el Calderas); la experiencia también nos demuestra que aquellos “populares” resultaron, a la larga, los más “balines” mientras que los otros, históricamente, son considerados mejores gobernantes, aunque claro con su larga lista de defectos y errores.

Por último, poco hay que decir de Jaime Rodríguez (El Bronco) que no se haya dicho ya; creo que al final va a ser el único independiente que logrará reunir las firmas necesarias, pero no es porque sea tan buen candidato, sino porque el RIP lo está apoyando, con la intención de seguir afectando a MALO, pues el Bronco se ha querido promover precisamente como la antítesis de López Orador, alguien de verdad “ajeno” al sistema y que lo desafía desde afuera, no siendo parte de éste y recibiendo financiamiento del mismo gobierno al que “critica”, sin embargo todos sabemos que El Bronco fue y seguramente sigue siendo un prisista de hueso colorado, simplemente que ahora ya encontró el caminito para incautar a la gente, aunque muchos dicen que no tiene ninguna posibilidad real de ganar, y que tampoco le importa pues él ya tiene pactado su “premio” con el RIP por su labor para desinflar al Peje.

Pasando a temas estatales, en días pasados se dio a conocer lo que –aparentemente– será la lista de “suspirantes” a las diputaciones federales; a muchos sorprendió leer nombres como el de Sammy Gurrión o el cachetotes de Quico Eviel Pérez Me-Engaña, aunque la verdad es que –dicen las malas lenguas– no es ninguna casualidad sino parte de los arreglos que hicieron los Murat y aquellos que querían disputar la Gubernatura y, al final, acabaron renunciando a sus aspiraciones para dejarle el lugar al Nene Consentido.

Además llama la atención que pareciera que se le está dando la espalda al “Lucha Libre” (Alejandro Avilés Álvarez) y a quienes estuvieran cerca de él; un claro ejemplo lo tenemos aquí en el IX Distrito con cabecera en San Pedro Mixtepec, donde durante mucho tiempo se estuvo diciendo que Freddy Gil iba a ser “el gallo” del RIP, y recuerdo que los “arras” ya no sabían ni cómo ponerle que el “preciso” era “el gordito de oro” para la diputación federal, y a la mera hora ¡mocos! Que nos salen con que Lalito Rojas va a ser el “suspirante” a la diputación federal, triste panorama porque, como lo he venido diciendo, Lalo Rojas como titular de la SEDAPA ha dejado muchísimo que desear, y como representante del Gobernador ha estado ¾ partes de lo mismo, la verdad es que siempre ha sido un “higadito” y ahora que se siente amiguísimo del “gober” mucho más, pero bueno, se nota que el Rorro Murat anda pagando favores y al Becerro de Oro le tocó este buen premio en San Peter.

Ahora falta ver qué es lo que le depara a Freddy Gil para el próximo año, muchos aseguran que como premio de consolación se le va a dejar buscar la reelección como Presidente Municipal de San Pedro, aunque algunos dicen que –a como están las cosas– capaz ni siquiera eso va a poder conseguir Freddy Gil.

Por un lado, porque aunque ha cumplido “a medias” con muchos de sus compromisos de campaña, en el camino ha ido traicionando a aquellos que un día lo ayudaron a llegar a la Presidencia, a esto sumémosle que –afirman las malas lenguas– Lalo Rojas ya decidió colocarse como un político “de grandes vuelos” y comenzar a portarse como todo un cacique, así que para este año buscará colocar a alguien de su confianza en la Presidencia Municipal de San Pedro, por lo que dicen que el Becerro de Oro está haciendo todo lo que esté a su alcance por desacreditar a Freddy Gil.

Esto explicaría en parte por qué tanto tiempo la estuvo haciendo de emoción Alejandro Murat para dar el banderazo inaugural de los trabajos en la Avenida Oaxaca; de hecho se vio muy mal el “Tigrito” cuando, originalmente, el domingo 24 de diciembre se dijo que iba a dar ese banderazo y ya estaba todo preparado cuando, a la mera hora, salen con que se había cancelado todo porque el Gobernador tenía “problemas de salud”.

Digo, esta excusa se la hubiera podido creer cualquiera si ese mismo día y más o menos a la misma hora en que iba a estar en la Avenida Oaxaca, el Nene Consentido estuvo en Playa Zicatela –junto con Lalo Rojas– entregando equipo de rescate marítimo a pescadores de varios municipios de la Costa, esa fue una vil excusa infantil pues, si de verdad se hubiera sentido tan enfermo, no se presenta en ninguno de los dos eventos, pero si tuvo fuerzas para ir a uno (y dedicar tiempo para echarle porras a Lalo Rojas) bien que pudo haber estado aunque sea un ratito con el Freddy.

Pero no, se nota que el Becerro de Oro tuvo mucho que ver, pues ya cuando –días más tarde– finalmente el “gober” decidió “hacerle el favor” a Puerto Escondido, ahí andaba pegado con él Lalo, quien se notaba a leguas que traía una cara de pocos amigos, aunque de por sí siempre trae cara de estreñimiento, pero esta vez se le notaba más que estaba que por dentro se lo llevaba la “tiznada” porque parece que no quiere darle a Freddy ninguna cosa de la que pueda colgarse para buscar la Presidencia de nuevo.

Aunque la verdad, Lalo no necesita preocuparse mucho, pues el mismo Freddy Gil se ha encargado de ir destruyendo la posibilidad de reelegirse, pues así como tiene varias promesas cumplidas aunque sea “con las patas”, tiene muchas otras que de plano prometió y nunca cumplió, aunque quiso dar el “gatazo” de que sí lo iba a hacer.

En este sentido, una de las promesas incumplidas más grandes de Freddy Gil fue lo del “reordenamiento urbano” en Puerto Escondido, donde el “preciso” comenzó una serie de acciones donde de verdad parecía que –finalmente– se iba a meter en cintura a los vendedores informales y establecidos para evitar tantos abusos e invasión de espacios públicos, pero al final, cuando los comerciantes “sacaron las uñas” y se le pusieron duros al “presi”, éste tuvo que doblar las manitas y dejarlos seguir haciendo lo que se les venga en gana, más porque ya vio que con eso puede recaudar mucho dinero para seguir haciéndose de la vista gorda, ¿y los ciudadanos? ¡Bien, gracias! A nosotros que nos parta un rayo.

Con esto no estoy diciendo que Freddy no esté cumpliendo, como decía, aunque sea a medias pero las obras del Parque El Idilio y la Unidad Deportiva se hicieron (aunque todos sabemos que pudieron haberse hecho mejor) pero tampoco es algo por lo que tengamos que aplaudirle, al final de cuentas es SU trabajo.

Lo que sí no me parece es que entre sus malquerientes haya quienes por todo buscan un motivo para quejarse, que si por qué hay conciertos durante las Fiestas de Noviembre en lugar de trabajar en la Avenida Oaxaca, se quejan, que si empiezan los trabajos, que no sea en temporada alta ni baja, que no causen congestionamiento vial, que no hagan ruido, en fin, el chiste es hacerla de “pedido” por todo, hasta ridículos se ven tratando de justificar COMO SEA su odio contra un partido y/o político en particular, cuando han tenido oportunidad de sobra de criticar a los gobiernos anteriores pero no, esos estaban bien y no cometieron ningún error, solo este “fuereño” es el que está haciendo todas las cosas mal, ¡no mameyes en tiempos de aguacates!.

En fin, por ahora me despido, deseándoles un feliz y muy próspero año nuevo 2018, y mientras el “Jefazo” lo permita aquí seguiremos dando lata a través de las páginas de El Despertar de la Costa, les recuerdo que mi correo sigue siendo escualo@escondido-dd.com 

También puede interesarle: