Entre Escualos

Los medios son considerados como “el cuarto poder” porque la verdad es que a través de éstos mucha gente inteligente puede ir formándose una opinión informada antes de tomar la decisión acerca de por cuál partido político o candidato votará antes de una elección; los medios también sirven para sacar a la luz los abusos y excesos de la élite política, así como para señalar los (escasos) aciertos y logros que se puedan tener.

Obviamente por esto es que muchos políticos buscan –de una manera u otra– controlar o inclusive censurar lo que en determinados medios de comunicación se dice, algunos de ellos se llegan a hacer dueños o socios de varias empresas editoriales, algunos otros hacen arreglos “en lo oscurito” con los medios de comunicación, algunos otros simplemente chantajean a los medios contratándoles espacios publicitarios y después amenazando al medio con retirar su “publicidad” si difunden algún tema incómodo, en fin, hay infinidad de métodos en que los políticos buscan ser los que tengan (como siempre) la sartén por el mango, porque para ellos nada hay más horrible que algo en lo que ellos no puedan influir directamente.

Sin embargo, en los últimos años, y en buena parte debido al auge de Internet y de las redes sociales, los tradicionales medios de comunicación se han visto desplazados por páginas de Internet o de Facebook donde –se supone– pueden proporcionar información fidedigna y sin censura que en muchos medios tradicionales no se puede –o se quiere– difundir por proteger determinados intereses.

Por desgracia la realidad que vemos cada día es que muchos de estos medios de “comunicación” se basan en el puro amarillismo y sensacionalismo, en la mayoría de casos la información que presentan es demasiado parcial, tendenciosa e –inclusive– falsa; no vamos muy lejos, esta semana a través de las redes sociales circuló una supuesta “nota” periodística en donde se afirmaba que en una bodega en el estado de Guerrero habían sido localizados los cadáveres calcinados de 24 de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la noticia corrió como reguero de pólvora a través de las redes sociales y servicios de mensajería instantánea como Whatsapp y similares, tanto así que, finalmente, los mismos familiares de los normalistas tuvieron que salir a desmentir esta información que –de manera dolosa– alguien con muy mala leche “escribió” y publicó, ¿con qué fin? Realmente no se sabe, hay quienes consideran que se hizo únicamente para generar tráfico a la página de Internet en donde se publicó la “nota” esta, otros van más allá y dicen que es una estrategia de algunos seguidores y simpatizantes de la izquierda que buscan reavivar la llama de la discordia usando la bandera de los normalistas de Ayotzinapa previo a las elecciones federales del 1 de julio.

Lo que sí es cierto es que cómo éste hay cientos sino es que miles de casos al día, y de manera especial estos engaños se dan a través de redes sociales como Facebook donde es más difícil poder “rastrear” de dónde proviene la información, quién fue el primero que la publicó y hasta en qué sentido lo dijo, porque a veces alguien publica un comentario como burla o sarcásticamente, y no falta el baboso que se la cree y ahí anda replicando el argumento como una “verdad absoluta”.

Ya desde hace tiempo la red social de Facebook había anunciado que iba a realizar cambios en sus algoritmos precisamente con la intención de darle en la torre a aquellos perfiles y página de Facebook que comparten mucha información falsa (o, como dijera el Donald “Trompas”, las “fake news”) precisamente para evitar que se siga realizando esta práctica que afecta a muchísimas personas quienes se acaban tragando cualquier “xalada” que les ponen en Internet.

Obviamente esta es una prácticamente especialmente común entre muchos simpatizantes y militantes de la izquierda en nuestro país, y fueron precisamente éstos los que –como era de esperarse– ahora están armando un gran escándalo y acusando a Facebook de haberse vendido a la “Mafia del Poder” y ser parte del fraude que, aseguran, ya se está fraguando desde este momento para arrebatarle por tercera vez el triunfo a MALO en las elecciones presidenciales.

Para “confirmar” esta información, varias páginas de “fake news” afines a la izquierda compartieron un texto acompañado de una imagen en donde supuestamente se puede ver juntos al creador y director de Facebook, Mark Zuckerberg, al lado de Peña Miento, como si los dos estuvieran dándose la mano después de haber hecho un trato.

En el texto los chairos aseguran que en una reunión “secreta” entre Zuckerberg y el Gavioto, se llegó al acuerdo de que esta red social estaría censurando a aquellas páginas que “difundieran las verdades ‘incómodas’ del Gobierno Mexicano”; por principio de cuentas uno se pregunta, si la supuesta reunión fue “en secreto” ¿Cómo es que los chairos hicieron para conseguir una foto o la información sobre de qué se trató la reunión? ¿O acaso son unos adivinos capaces de leer los pensamientos de la gente? Aunque, si así fuera, ¿Qué no los chairos decían que Peña Miento podía “leer” y “modificar” los pensamientos de las personas para hacerlas votar por él durante las pasadas elecciones federales?.

Digo, la verdad es que si analizamos las cosas fríamente, es más lógico pensar que si se están usando nuevos algoritmos que afectan directamente a las páginas que difunden notas falsas, es obvio que si estas páginas “chairas” están denunciando que a ellos los están afectando es porque también difunden información falsa, no porque sea un malvado plan del gobierno de Peña Miento por querer censurar a los medios “incómodos” para su gobierno porque, si ese fuera el plan, lo más lógico es que primero se irían contra medios y páginas bien establecidos y que claramente llevan una línea contraria a la del gobierno, como las páginas de Aristegui Noticias, La Jornada y otros medios de comunicación hasta cierto punto “serios”, y no unas páginas “pinchurrientas” que publican notas falsas como que Meade atropelló a una viejita con su camioneta o que el RIP quiso convencer al Chapo de matar a MALO a cambio de no extraditarlo a los Estados Unidos pero que éste se negó.

Ahora bien, este arguende ha abierto la polémica pues –hasta cierto punto– se puede considerar cierto que esto es un atentado contra la libertad de expresión, en el sentido de que cualquier persona debería ser libre de decir lo que se le dé su regalada gana y no debería sufrir represalias por ello, sin importar que tan ridículas puedan ser sus ideas.

Sin embargo, lo que muchos no han entendido de la libertad de expresión es que así como somos libres de hablar de lo que queramos y a la manera que queramos, también hay una responsabilidad de por medio y es que siempre que decimos algo puede haber consecuencias, y por este mismo derecho estamos obligados a asumir dichas consecuencias.

Por ejemplo, los medios de comunicación “tradicionales” estamos sujetos a lo que se llama el “derecho de réplica” en el que si se afirma algo que una persona considera que afecta directamente a su persona o a alguien cercano, puede invocar este derecho para presentar su versión de los hechos y desmentir lo que se publicó, recibiendo el mismo trato que la primera información; y aunque algunos grandes medios (como “Telerrisa”) no respetan este derecho de algunos, la gran mayoría de medios tienen (tenemos) que “apechugar” y dar ese espacio, pero en estos medios por Internet no hay nada que obligue a sus dueños o responsables a garantizar estos derechos, muchas veces porque quienes crean estas páginas se escudan en el anonimato de Internet y ni siquiera hay forma de saber quién es realmente la persona detrás de la cuenta.

Por eso es que se necesita una forma de “controlar” estas páginas que cada día pululan, y ésta fue la única forma que se halló de hacerlo, y es verdad, en muchos casos pasa a afectar a algunos, pero a la larga va a servir para reducir aunque sea un poco los casos de noticias falsas que simplemente confunden a la gente, especialmente con intereses políticos de por medio.

Pasando a otros temas, esta semana se publicó una encuesta que –a mi parecer– es una de las más cercanas a la realidad y que nos deja ver un poco más claramente cómo van las preferencias electorales rumbo a esta elección presidencial que va a dar muchísimo de qué hablar; como era de esperarse, el puntero es el “candidato eterno”, MALO, con aproximadamente 25% de posibles votantes; con menos de 5% de diferencia y en lo que muchos analistas consideran un “empate técnico” aparece detrás de López Hablador el “Queso de Puerco” Pepe “Mid”, y con alrededor del 20% también está muy cerca el “Chicken Little” región 4, Ricardo cAnaya de la “cualición” Por México al Frente. Lo curioso de esta encuesta es que el número más alto no es el del candidato puntero, sino los ciudadanos indecisos que todavía no saben por cual “presidenciable” van a votar este 1 de julio, y quienes representan alrededor del 28% de los encuestados.

Ahora bien, quienes hayan leído esta columna ya durante mucho tiempo sabrán que siempre insisto en que las encuestas son –en el último de los casos– una simple estrategia más engañabobos que los políticos usan para intentar “apantallar”, es como esas encuestas cuchareadas que sacan todos ellos en estos tiempos y que, invariablemente, siempre ponen al partido o candidato que mandó a hacer la encuesta encabezando los resultados; estoy seguro que, de la misma manera, esta encuesta presenta cifras infladas y maquilladas para beneficiar a algún candidato, sin embargo también sería muy iluso pensar que la gran mayoría de mexicanos ya tienen una decisión clara sobre por quién van a votar en estas elecciones.

Por ejemplo hay sectores de la sociedad que no quieren (queremos) que MALO llegue al poder, pero aquí hay opiniones divididas pues unos dicen que el “Miado” es “el bueno” para ganarle a López Hablador, y que por eso hay que votar por él; otros dicen que sólo se puede combatir fuego con fuego y que esa es la razón por la que hay que apoyar al “MALO azul”, o sea, a Ricardo cAnaya porque es el que más partidos tiene respaldándolo.

Inclusive hay quienes aseguran que algunos independientes como El Bronco o la Zavala tienen la posibilidad de ganarle al tabasqueño, aunque todavía éstos están en la cuerda floja y no se sabe si, para empezar, van a poder alcanzar el registro como candidatos para esta contienda electoral.

Lo que es innegable es que muchos de los que ya están seguros de por quién van a votar son, en su mayoría, aquellos que votan no tanto por el candidato sino por el partido o los colores, son esos mismos que defienden a capa y espada a “su” candidato sin importar todas las babosadas que diga y haga, vamos, en pocas palabras son ese “voto duro” que tanto les gusta tener a los políticos porque a esos no tienen que convencerlos de nada.

Sin embargo los que están indecisos son los que al final de cuentas van a cargar la balanza hacia un lado o hacia el otro, y van a darle el gane a un candidato mientras hunden a los demás; a esos son a los que los políticos tienen que atraer, y a quienes muchas veces tratan de “apantallar” haciendo promesas ridículas e irrealizables simplemente por atraer votantes.

Pasando a temas estatales, hay mucha tela de donde cortar; empecemos con la tremenda metidota de pata por parte del Gobierno del Estado al tratar el tema de los trabajadores del Sector Salud; como lo comenté la semana pasada, sabemos que estas acciones que estuvieron realizando los sindicalizados es antes que nada un conflicto de tipo político, básicamente era una forma en que el sindicato demostraba “su fuerza” ante el gobierno y buscaba la forma de sacar beneficios extras para sus líderes, como siempre lo hacen.

Pero el problema está en que en lugar de intentar llevar “la fiesta en paz” y sentarse a dialogar como se debe, el Gobierno del Estado sale a “acusar” que el sindicato está lleno de aviadores y que primero van a tener que hacer una investigación y depuración exhaustiva para poder empezar a pagarles como se debe a los verdaderos trabajadores de la salud.

Ahora bien, si somos sinceros es obvio que lo que se dijo de los aviadores no es ninguna mentira, de hechos sabemos que TODOS los sindicatos tienen esta clase de lacras, sin embargo ni tantita “máuser” tiene el gobierno, porque por un lado acusa que el sindicato está lleno de aviadores, y por el otro se “olvida” de que precisamente es el mismo gobierno el que se encarga muchas veces de meter y mantener en nómina a estos pulpos chupeteadores, como pago de favores a diversos actores políticos.

Y es que, por ejemplo, estaba yo leyendo que es un secreto a voces que entre los aviadores dentro del sindicato de trabajadores de la salud están amigos, compadres y familiares de importantes funcionarios de ésta y anteriores administraciones estatales así como “destacados” políticos oaxaqueños como Sammy Gurrión, Benjamín Robles y muchos otros, y que lo más seguro es que estos aviadores vayan a seguir siendo protegidos por el gobierno mientras que los verdaderos trabajadores de base, en donde es muy difícil que haya aviadores, son los que acaban siendo despedidos de manera injustificada mientras que los mandos medios y altos (que es donde pululan los aviadores) no van a ser tocados ni con el pétalo de una rosa.

Pero aquí vemos una vez más la falta de “tablas” políticas del “gober” Alejandro Murat y compañía, porque un conflicto menor lo acabaron volviendo un verdadero “bronconon” simplemente por no saber ni siquiera aquel viejo y conocido refrán que dice que “en boca cerrada no entran moscas”, pero no, ahí tienen que andar hablando sus “pandejadas” y echándole más leña al fuego, causando que ahora no sólo los “maistros” sino también los trabajadores del sector salud anden haciendo sus movilizaciones y desquiciando (todavía más) nuestro bello estado.

Por otro lado, ya en estos días han empezado a presentar su “renuncia” diversos funcionarios a nivel federal, estatal y municipal con miras a poder registrarse ante su respectivo partido político para contender a algún cargo de elección popular; por ejemplo, la semana pasada se anunció que finalmente el “Becerro de Oro” Lalo Rojas presentó su renuncia como titular de la SEDAPA para ir a buscar la diputación federal del RIP por el IX Distrito con sede en San Pedro Mixtepec.

Hace poco lo dije y lo sostengo hoy: va a ser un grave error del RIP dejar a Lalito Rojas ir como candidato a esta diputación federal, y prácticamente va a ser dejarle la mesa puesta a la oposición para ganar este distrito porque, la verdad sea dicha, no le veo ninguna posibilidad real a Lalo Rojas de ganar.

Y es que ya en su momento lo comenté, Lalo Rojas es un “higadito con patas”, desde su cara, su lenguaje corporal, su forma de dirigirse a la gente no puede esconder que es un “júnior” de esos que se sienten la divina envuelta en huevo, un “pirrurris” cualquiera, como dijera MALO, y la verdad es que ese tipo de gente no pueden relacionarse bien con el votante promedio; y lo malo no es que no puedan, sino que NO QUIEREN hacerlo, esta clase de políticos son de esos que sienten que sus “gases” no les huelen y que la tierra que pisan no los merecen, porque hay casos de “júniors” que por lo menos tratan de dar “el gatazo” y no vamos muy lejos, muchos han reconocido que –cuando quiere hacerlo– el “gober” Alejandro Murat hasta puede convivir como un hijo de vecino con “la prole”, pues seguramente aprendió bien de su “apá”, pero en cambio hay políticos como Lalo Rojas o el ex gobernador GaPinocho Cué quienes simplemente se sienten “la mamá de los pollitos” y por eso precisamente no le caen bien a nadie.

Siguiendo con estos temas, esta semana Sammy Gurrión anunció oficialmente su renuncia al RIP porque, asegura “se han traicionado los principios del partido” (léase: no le dieron hueso), ahora se dice que Gurrión buscará una vez más la diputación federal pero ahora por la “cualición”, aunque los morenistas andaban que hasta babeaban diciendo que ojalá Sammy Gurrión se fuera a Morena, a pesar de que hasta hace unas semanas era visto como un “zángano” más del sistema.

En temas locales, también ya ha habido algunos otros “destapes” que no han causado mucha sorpresa; en el municipio de Santiago Pinotepa Nacional el capitán Carlos Sarhambria ya se registró como precandidato para buscar, por segunda vez, la Presidencia Municipal de Pinotepa, ya que parece ser que se acabó el dinero que se tranzó de este hermoso municipio costero para financiar su dichosa fundación Carlos Sarabia con la que ha estado comprando y coaccionando el voto a su favor durante tantos años, y que por eso ahora busca volver a saquear las arcas municipales para seguir viviendo de la ubre presupuestal; de que se le haga o no eso todavía está en veremos, ya que aunque es innegable que muchos tienen un pésimo concepto de él, la verdad es que tienen uno todavía peor del actual presidente Guillermo García Cajero y de su “patrón” y verdadero “presidente”: Tomás Basaldú, así que la verdad ya veremos qué es lo que va a pasar en Pinotepa.

En Huatulco parece que la familia Lavariega anda buscando cubrir todos los frentes posibles para quedar –sí o sí– al frente de este próspero municipio costero pues por un lado el “mero mero” de los Lavariega, Lencho, y quien hace unos años era el “gallo” de MALO para la región de Huatulco, ahora se registró como precandidato a la Presidencia Municipal de este lugar por la “cualición” PAN, PeRDeré y MC, mientras que su pariente y “ahijado” político Carlos Lavariega sigue como el “gallo” de Morena en este mismo municipio; ahora bien, hay que ser muy ingenuo para no ver que aunque van por partidos diferentes, tanto Lencho como Carlos Lavariega van totalmente de acuerdo y que aquello es una simple simulación, lo más probable es que entre ellos se quede el gane ya que, como en casi todos los municipios, el RIP va a seguir su clásico método de “dedonimación” directa para elegir a su candidato, por lo que rara vez queda el que está mejor posicionado, sino el que más lana soltó a la dirigencia estatal para comprar su candidatura y, ante este panorama, es muy posible que –de un modo u otro– Lencho Lavariega vuelva a gobernar en Huatulco, ya sea de manera directa o a través de Carlitos.

En San Pedro Mixtepec también ya se registraron los primeros dos precandidatos a la Presidencia Municipal, por el RIP va con todo el actual “preciso” de San Pedro Mixtepec, Freddy Gil Pineda Gopar, quien decidió “conformarse” con una reelección ya que no le dieron chance para ir por la diputación federal, y por Morena se registró el “conocido” militante y simpatizante de este movimiento durante tantos años, Gabriel Cerón, quien desde siempre ha sido un hombre que ha luchado hombro con hombro y respaldado el “proyecto de nación” de López Hablador…ah no…espérenme…¿Qué no el “Gabo” hace apenas dos años era “prisista” de hueso colorado y luego fue candidato de la “cualición” por invitación de los panuchos? ¿Cómo pueden entonces los “morenos” justificar que Gabriel Cerón ahora quiera ser candidato de este partido en San Pedro Mixtepec?.

Pero si Gabriel Cerón se ve mal y más ridículo que mi abuelita en bicicleta, hay todavía alguien que se ve muchísimo peor y que, de un plumazo arruinó no sólo su carrera política, sino el cariño sincero de muchos, me refiero a Santiago Aguilar Sánchez quien, en la pasada contienda electoral, compitió contra Freddy Gil y el “Gabo”, siendo en ese entonces víctima de una guerra sucia (de verdad, no de las que se inventan los chairos) precisamente por parte de Gabriel Cerón y su gente que acabaron por meter al “inge” Aguilar hasta en líos familiares por todas las mentiras que se dijeron en su contra; digo, está bien que a Santiago Aguilar ya le haya gustado vivir de la política pero carambas, siquiera un poquito de dignidad, ¿ahora resulta que es “cuatísimo” de Gabriel Cerón después de todas las “xaladas” que le hizo? De verdad que los políticos no conocen el significado de la dignidad, ni aunque lo buscaran en un diccionario.

Bueno, pero hablando de estos dos candidatos, considero que el que tiene más posibilidades de ganar es Freddy Gil, no porque sea tan bueno (de hecho muchos de los que lo apoyaron hace dos años ya no lo piensan volver a apoyar) sino porque del otro lado las cosas están todavía peor; Gabriel Cerón es otro “higadito con patas” que a leguas se le nota lo soberbio, gente así no sabe llegarle a la gente y lo peor es que cuando intenta hacerse pasar por “hijo de pueblo” se le nota todo falso, causando todavía más rechazo. La única esperanza que queda es ver si la “cualición” PAN-PRD-MC lanza a un candidato/a medianamente decente, que le pueda servir de contrapeso a Freddy pero que no sea un cartucho quemado como Gabriel Cerón.

En fin, por ahora aquí le paro, porque aún me quedan pendientes los “suspirantes” a las diputaciones locales, pero como esta semana ya se me acabó el espacio, voy por más y para la próxima regreso, les recuerdo nada más que mi correo electrónico sigue siendo escualo@escondido-dd.com 

También puede interesarle: