San Pedro Pochutla, Oax. Con la ayuda de unos palos que le sirvieron como escalera, Daniel Humberto o Jorge, como se hace llamar, logró brincar la barda del reclusorio de Pochutla para escapar, pero poco le duró el gusto pues a las pocas horas fue reaprehendido cuando se dirigía a su tierra natal. 

De acuerdo a las autoridades carcelarias, se dieron cuenta de la fuga el jueves 2 de febrero, a la hora del pase de lista. Según las primeras declaraciones, Humberto escapó durante la noche del miércoles o madrugada del jueves. 

“Una especie de escalera, un palo es lo que colocó en la barda el reo”, explicó un funcionario de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Oaxaca (SSPO). 

Tan pronto supieron que este reo hacía falta, custodios del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Pochutla comenzaron a buscar en las celdas, hasta que hallaron indicios de que había escapado. La alerta de inmediato se dio a todas las corporaciones policiacas en Puerto Ángel, Huatulco y Puerto Escondido. 

A través de su cuenta de Twitter, el titular de la SSPO, José Raymundo Tuñón Jáuregui y otros mandos publicaron la fuga de esta persona. “En caso de tener información del paradero o dato alguno que pueda facilitar su localización, favor de comunicarse al servicio de emergencias 9-1-1 o denuncia anónima 089”, difundieron posteriormente a los medios de comunicación. 

Desde el primer instante la Subsecretaría de Prevención y Reinserción Social dependiente de la SSPO solicitó la colaboración ciudadana. De acuerdo con policías, sirvió de mucho pues la ciudadanía se enteró y así fue más fácil la recaptura. “Hubo participación de ciudadanos, fue importante para dar con el paradero del prófugo”, agregó la fuente. 

De esta manera, ese mismo día jueves, alrededor de las 12:00 del mediodía, las mismas autoridades confirmaron que el prófugo había sido localizado en inmediaciones de Zimatlán de Álvarez. 

“Tras haberse recibido un reporte en el servicio de emergencias 911, dicha persona fue reaprehendida en el municipio de Santa Gertrudis, Zimatlán”, confirmó. 

Daniel Humberto purga una sentencia de nueve años y 11 meses de prisión. Fue condenado además al pago de una multa de 35 mil 437 pesos, al ser hallado responsable del delito de robo específico en su modalidad de robo de vehículo. 

Autoridades indicaron que por la fuga ahora deberá enfrentar otro cargo y por lo consiguiente se le acumularían años de condena. 

En julio del 2014, el juez sexto de lo penal impuso la sentencia condenatoria de nueve años de prisión a Daniel Humberto al ser hallado responsable del robo de una camioneta Lincoln. 

De acuerdo con el expediente 125/2011, el cual radica en el juzgado sexto de lo penal, el robo ocurrió el 20 de mayo del 2011, por el sector de la agencia municipal de Candiani. El propietario de la camioneta acudió a ese lugar, ya que un hombre le habló por teléfono para decirle que se interesaba por su camioneta, por lo que acudió para probarla, pero jamás imaginó que el supuesto comprador lo amagaría con arma de fuego para robársela. 

El 5 de julio del 2011, policías preventivos que circulaban en la avenida Juárez de Santa Gertrudis, Zimatlán, aseguraron la camioneta Lincoln, tipo Navigator, blanca, sin placas de circulación ni permiso. 

Al interceptarlo y verificar las características de la camioneta en la que se trasladaba, el Registro Público Vehicular, así como Plataforma México, se confirmó que el vehículo tenía reporte de robo perpetrado en el centro comercial Plaza del Valle, junto con otros vehículos. Por este caso fueron detenidos Humberto, en ese entonces de 27 años de edad, con domicilio en Santa Gertrudis, Zimatlán y Claudia, de 25 años de edad. 

Supuestamente la pareja le ofreció 50 mil pesos a los policías para que los pusieran en libertad, por lo que fueron turnados ante el fiscal también por el delito de cohecho.