Exigen a SEMARNAT atender problemática de cocodrilos en Pinotepa Nacional.

Santiago Pinotepa Nacional, Oax. Personal de Protección Civil y corporaciones de seguridad, así pescadores de la zona continuaron esta semana con la búsqueda de un menor de cuatro años de edad quien desapareció en la playa La Peña luego de que fuera atacado y arrastrado por un feroz cocodrilo en la comunidad afromexicana de El Ciruelo, perteneciente al municipio de Santiago Pinotepa Nacional.

Desde el primer momento en que se dio a conocer esta tragedia, el presidente municipal de Pinotepa, Guillermo García Cajero, ha brindado todas las facilidades para agilizar la búsqueda del menor quien fue atacado por el reptil el lunes 1 de enero, cuando se encontraba con sus familiares quienes llegaron a esta playa para recibir el año nuevo.

“Los familiares del menor, que son de la población de Huajintepec, agencia de Ometepec, Guerrero, nos pidieron la ayuda para la búsqueda, por lo que en ningún momento dudamos en ofrecérsela”, mencionó el edil de extracción perredista.

Por ello, desde el día del lamentable incidente el munícipe ha estado al pendiente de los avances de la búsqueda del menor, la cual está a cargo de los elementos de seguridad pública y de Protección Civil municipal.

Ante esta situación, García Cajero hizo un llamado al personal de Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para que vengan a este municipio y realicen un estudio concienzudo de la zona y verificar la cantidad de reptiles que existen en Pinotepa y sus alrededores, y así poder implementar acciones de prevención para evitar más ataques.

Recordemos que en esta misma playa se han registrado otros ataques de cocodrilos, donde han perdido la vida –hasta ahora– dos personas, y otras han sufrido graves lesiones permanentes, por ello, afirmó el primer edil “insistimos a la autoridades federales un plan de acción para evitar más ataques”.

También hizo un llamado a la ciudadanía en general para tomar las medidas preventivas al acercarse a los sistemas lagunares y demás cuerpos de agua, ya que no se cuenta con un registro específico de las zonas donde los reptiles deambulan, por lo que es recomendable estar siempre a la expectativa para evitar ser sorprendido –o atacado– por un ejemplar de esta especie.

También puede interesarle: