San Juan Cacahuatepec, Oax. Una tragedia ha conmocionado a la región de la Costa este viernes por la noche, al darse a conocer la información de la muerte de tres adultos y un menor quienes fueron emboscados a bordo de un vehículo compacto cuando se dirigían a la comunidad de Chicalapilla, perteneciente a San Juan Cacahuatepec, en el distrito de Pinotepa Nacional. 

Los terribles acontecimientos que cimbraron e indignaron a los habitantes de la región de la Costa ocurrieron el viernes tres de noviembre cuando los tripulantes de un automóvil Nissan Tsuru II de color gris circulaban sobre la carretera local que comunica de San Juan Cacahuatepec a la comunidad de Chicalapilla, a donde se dirigían con la finalidad de visitar a sus fieles difuntos.

De pronto, metros antes de llegar a esta comunidad, sujetos desconocidos que se encontraban escondidos entre la maleza dispararon contra los ocupantes del vehículo mencionado, matando a cuatro de sus ocupantes, entre ellos un menor de edad de tan solo dos años; automovilistas que encontraron la unidad de motor con huellas de disparos informaron a las autoridades.

Luego de recibir el reporte, al lugar se dirigieron los elementos de la Policía Municipal quienes, al verificar el hecho, constataron que efectivamente en el interior del vehículo se encontraban cuatro cuerpos sin vida entre los cuales se encontraba el cuerpecito de un menor de tan solo dos años, solicitando la intervención de los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) quienes, minutos después, arribaron al lugar para dar fe de la existencia de cuatro cadáveres en el interior del automóvil, los cuales a simple vista presentaban múltiples heridas producidas por proyectil de arma de fuego, ordenando el levantamiento y traslado de los cuerpos al panteón municipal de San Juan Cacahuatepec, para la necropsia de ley, iniciando el legajo de investigación correspondiente por este múltiple homicidio.

Al cierre de la presente nota informativa las víctimas de esta masacre fueron identificadas como Noel, quien conducía la unidad de motor, Rosa, quien aun sostenía entre sus brazos el cuerpecito sin vida de su hijo de tan solo dos años, identificado como Raúl, mientras que en el asiento posterior se encontraba el cadáver de Edgar, de 25 años de edad.

Autoridades ministeriales de la región de la Costa se han abocado a la investigación de este múltiple homicidio con la finalidad de esclarecerlo y así poder castigar a los responsables, así lo dio a conocer el licenciado Antonio Peña, Vicefiscal Regional de Justicia en la Costa con sede en Puerto Escondido.