Puerto Escondido, Oax. En semanas anteriores publicamos en las páginas de El Despertar de la Costa un fotocomentario respecto al grave problema que se tiene por la paupérrima cultura vial no sólo de los habitantes de esta ciudad costera, sino inclusive de los elementos de la Policía Vial del Estado quienes, se supone, conocen debidamente el Reglamento de Tránsito y son los que, como se dice coloquialmente, deben “predicar con el ejemplo” respetando las normas de tránsito vigentes.

Desafortunadamente aún queda un largo camino por recorrer en este tema, y para ello en primer lugar como ciudadanos tenemos que entender que si queremos ver un cambio positivo en nuestra sociedad es necesario que también nosotros hagamos nuestra parte, evitando en la medida de lo posible caer en abusos o excesos simplemente para buscar nuestra comodidad.

A partir de la publicación de este fotocomentario, el cual fue compartido a través de las redes sociales por un gran número de ciudadanos y algunas dependencias oficiales desde nuestra página oficial de Facebook, recibimos el mensaje de un lector habitual de este semanario, compartiéndonos también una imagen que, una vez más, nos muestra que necesitamos mejorar nuestra cultura vial en Puerto Escondido.

Esta fotografía, que compartimos con todos ustedes a través de este fotocomentario, venía acompañada de la siguiente leyenda: “Sólo serán rayas amarillas en el suelo si no hay educación vial”, y es una realidad.

Desafortunadamente de nada sirve que las autoridades municipales pinten los señalamientos y pasos peatonales en las principales calles y avenidas de nuestra ciudad si nosotros como ciudadanos no vamos a respetar estas señalizaciones.

Como podemos observar en la imagen que nos compartió amablemente nuestro lector, un automovilista decidió estacionarse sobre el paso peatonal; este problema es un círculo vicioso pues sabemos que muchos transeúntes no utilizan las banquetas ni pasos especialmente designados para ellos, ni respetan la norma de atravesar las calles únicamente en las esquinas, lo que a su vez provoca que muchos automovilistas y dueños de negocios no respeten los espacios para peatones al considerar que la mayoría no los usa, y esto genera que menos transeúntes lo hagan al haber menos respeto a los espacios públicos para el peatón.

Aprovechamos pues este fotocomentario para hacer un llamado a la conciencia, a los automovilistas para que respeten los espacios para los peatones, ya sea cuando se estacionan o tienen que esperar el paso en un crucero o calle, y los transeúntes debemos aprender a utilizar la banqueta y pasos peatonales, para ir mejorando la cultura vial en Puerto Escondido.