Puerto Escondido, Oax. La desidia es quizá uno de los peores vicios a los que se enfrenta nuestra sociedad, especialmente cuando ésta viene por parte de nuestros gobernantes que, se supone, fueron elegidos o nombrados para atender las necesidades de la ciudadanía, no para darnos excusas y largas a los asuntos prioritarios.

Hace algunas semanas, a través de las redes sociales y algunos medios de comunicación local se dio a conocer el caso de una alcantarilla que, aparentemente por el desgaste y una mala planeación se rompió y colapsó casi en su totalidad, ubicado a un costado de conocida tienda de conveniencia y frente a la tienda Ford, sobre el Bulevar Costero en el Fraccionamiento Bacocho de este Puerto.

En aquel entonces se dio a conocer que, debido a que esta alcantarilla no se podía ver, un vehículo cayó y sufrió serios daños materiales aunque, afortunadamente, no hubo lesiones o pérdidas humanas que lamentar, desde ese momento la ciudadanía ha estado clamando por una solución, mientras que por única respuesta las autoridades tanto locales, municipales y encargados del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de este Puerto –que se supone sería la primera instancia responsable en este caso– han estado “pasándose la bolita” como se dice coloquialmente, en lugar de darle una solución al problema, que sigue latente.

Esta semana las cámaras de El Despertar de la Costa captaron que esta situación persiste, y aunque ya desde que ocurrió el percance se colocaron algunas improvisadas señalizaciones, hasta el momento las autoridades responsables brillan por su ausencia, por ello publicamos este fotocomentario y pedimos A QUIEN CORRESPONDA para que, finalmente, se tome con seriedad esta situación, pues no solamente corren riesgo los vehículos sino inclusive alguna persona que si llega a caer en esta alcantarilla podría sufrir serias lesiones.