San Gabriel Mixtepec, Oax. Los amantes de lo ajeno nuevamente hacen de las suyas sin que autoridad alguna logre –o intente– frenarlos; en esta ocasión, al intentar cometer una más de sus fechorías en el tramo de la Carretera Estatal 131 que comunica de Oaxaca a Puerto Escondido vía Sola de Vega, los delincuentes dispararon en contra de sus víctimas, causándole la muerte a una de ellas y dejando a otra gravemente lesionada.

Estos sangrientos hechos ocurrieron cuando sujetos hasta ahora desconocidos, quienes viajaban a bordo de una camioneta Nissan con redila chica, asaltaron a un grupo de personas originarias del estado de Puebla, y quienes según las primeras versiones, se dirigían a visitar el Santuario de la Virgen de Juquila; de pronto, estos malhechores les salieron al paso a los peregrinos cuando éstos circulaban sobre la carretera que comunica a San Gabriel Mixtepec.

De acuerdo a la versión de uno de los testigos del asalto, eran alrededor de las 23:00 horas del martes 1 de agosto cuando venían circulando sobre la Carretera Estatal 131, a la altura de San Gabriel Mixtepec, cuando de pronto fueron alcanzados por dos sujetos que se desplazaban en una camioneta Nissan blanca, quienes los amagaron, indicándoles que se trataba de un asalto.

Ante la amenaza de las armas de los delincuentes, los ocupantes de la unidad de motor se detuvieron, para enseguida ser rodeados por los delincuentes, quienes les exigieron a los peregrinos que les entregaran todas sus pertenencias de valor así como dinero en efectivo; para evitar mayores problemas, los peregrinos decidieron cooperar; sin embargo, en esos momentos uno de los asaltantes se puso nervioso e intentó realizar un tiro de advertencia para que las víctimas no intentaran nada extraño, pero dio la coincidencia que en ese momento el arma de fuego de este asaltante se encasquilló y el tiro no salió; sin saber qué es lo que sucedía, el segundo delincuente pensó que los peregrinos habían intentado oponer resistencia al asalto y decidió disparar en contra ellos, lesionando así a Iván G.M., de 23 años de edad, originario de Tlacotepec de Benito Juárez, Puebla y Roberto R.R., de 22 años de edad; en medio de esta confusión y un descuido de los delincuentes, el conductor de la camioneta en que viajaban los peregrinos decidió acelerar y seguir su trayecto hasta llegar a El Vidrio y de ahí tomaron rumbo hasta Santa Catarina Juquila, arribando al hospital de ese lugar tras preguntarle a algunos locales.

Desafortunadamente, al llegar al nosocomio y ser valoradas las víctimas, el personal médico en turno confirmó que Iván G.M. había dejado de existir, en tanto que la segunda víctima fue ingresada al hospital con cuatro impactos de arma de fuego, por lo que su estado de salud es reportado como delicado.

Al tener conocimiento de tales acontecimientos, elementos de las distintas corporaciones policiacas implementaron un operativo en la zona del asalto, sin que tuvieran resultados positivos, mientras que elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) adscritos a Juquila acudieron al hospital de ese lugar para dar fe del deceso de una persona del sexo masculino que a simple vista presentaba diversos impactos de bala en el cuerpo.

La identificación legal del cuerpo la realizaron los acompañantes de las víctimas, quienes manifestaron que el ahora occiso respondió al nombre de Iván G.M. de 23 años de edad, originario y vecino de Tlacotepec de Benito Juárez, del estado de Puebla, ordenando los agentes investigadores el levantamiento del cadáver y su traslado al panteón municipal del lugar para la práctica de la necropsia de ley, iniciando el legajo de investigación correspondiente.