Puerto Escondido, Oax. Continúa desatada la violencia en esta región de la Costa; una vez más Puerto Escondido se ha teñido de sangre, y mientras las autoridades encargadas de brindar seguridad y proteger la integridad física de los ciudadanos son rebasadas por los grupos criminales, que operan a sus anchas sin que nadie pueda –o quiera– hacerles frente.

Este fin de semana en la Colonia Lázaro Cárdenas, una de las más populosas y de mayor antigüedad en esta ciudad costera, fue el escenario de un nuevo crimen que cobró una vida; en esta ocasión la víctima fue una joven, identificada como Josefina Santiago Reyes, de 23 años de edad quien, según los datos preliminares, era originaria de El Tomatal Colotepec.

A pesar del gran hermetismo por parte de la autoridad, se ha logrado establecer que esta agresión ocurrió poco antes de las 23:00 horas de este sábado 1 de abril, sobre la Calle Ignacio Mejía esquina con Álvaro Obregón en la Colonia Lázaro Cárdenas de esta ciudad costera; sobre esta artería venía caminando Josefina junto a un joven, aparentemente su pareja sentimental, cuando una persona –hasta ahora desconocida– les salió al paso y abrió fuego directamente en contra de la joven mujer, quien resultó con cuatro heridas de bala, una en la espalda, otra en el abdomen, una más en la pierna y la última en el pecho; mientras, el varón que venía junto con Josefina no recibió ninguna lesión.

Vecinos que escucharon las detonaciones de arma de fuego dieron el aviso y rápidamente llegaron al lugar elementos de la Policía Municipal de Santa María Colotepec así como paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, delegación Puerto Escondido, quienes al valorar a la joven determinaron que las lesiones que había recibido eran de gravedad y ponían en riesgo inmediato su vida, por lo que la estabilizaron lo mejor que pudieron y la trasladaron a un centro hospitalario para que recibiera la atención médica necesaria; por desgracia se sabe que durante la madrugada de este domingo 2 de abril la joven Josefina Santiago Reyes murió a consecuencia de las heridas de bala que había recibido.

Mientras, los elementos de la Policía Municipal de Santa María Colotepec realizaron un operativo para intentar localizar al –o los– responsable(s) de esta agresión, sin resultados positivos; por ahora, este nuevo crimen violento ha venido a causar preocupación entre los habitantes de toda la región, especialmente Puerto Escondido, pues estas agresiones y asesinatos parece que son ya el pan nuestro de cada día.