Bahías de Huatulco, Oax. El martes 1 de agosto se suscitó un mortal accidente de motocicleta en donde el joven conductor, lamentablemente, perdió la vida después de estrellar su unidad de motor contra una barra de contención.

Alrededor de las 16.15 horas del martes 1 de agosto, en el número de emergencias se recibió una llamada de auxilio informando que en el camino que conduce a la Playa La Entrega de Bahías de Huatulco un motociclista había sufrido un fuerte accidente, por lo que se solicitaba el apoyo de los servicios médicos.

Por tal motivo, elementos de Protección Civil Municipal y Bomberos del municipio de Huatulco se trasladaron al lugar indicado, en donde corroboraron que, efectivamente, el motociclista requería atención inmediata por la gravedad del percance, por lo que procedieron a tratar de brindarle los primeros auxilios a una persona que se encontraba tirada en el pavimento bajo una barra de contención.

Sin embargo, cuando se acercaron para brindarle los primeros auxilios, los socorristas se percataron que el joven motociclista había fallecido, por lo que procedieron a darle intervención a la autoridad ministerial, siendo así que minutos después arribaron los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) quienes dieron fe de la existencia de un cadáver del sexo masculino que a simple vista presentaba múltiples laceraciones producidas por caída de unidad de motor en movimiento, así como desprendimiento de la mandíbula inferior.

Al mismo tiempo, a un costado del occiso, los peritos localizaron una motoneta negra con placas de circulación HF-S12-OAX y, a escasos metros del cuerpo del ahora occiso, en la base metálica de la barra de contención, se encontraba tirada la parte de la mandíbula del occiso, por lo que los agentes investigadores procedieron a ordenar el levantamiento del cadáver y su traslado al panteón municipal de ese lugar, para la práctica de la necropsia de ley, dando inicio al legajo de investigación correspondiente.

Trascendiendo que el ahora occiso fue identificado como León Vladimir Reyes Martínez de 22 años de edad, y que fuera originario y vecino de la comunidad de Samahua, Santa María Huatulco, siendo reclamado el cuerpo de malogrado joven por sus familiares para brindarle cristiana sepultura.