"El Negro" fue asesinado este viernes 13 en Juquila.

Santa Catarina Juquila, Oax. Un hombre de 44 años fue asesinado a tiros este fin de semana en uno de los barrios de Santa Catarina, Juquila.

El asesinato ocurrió sobre la Calle 10 del Barrio de Jesús, aproximadamente a las 14:00 horas de este viernes 13 de octubre.

Las detonaciones de arma de fuego alarmaron a los vecinos; según el reporte de auxilio que hicieron inmediatamente a la Policía Municipal, alguien refirió haber visto cuando el hombre caía al piso, boca arriba, quejándose y pidiendo apoyo.

Socorristas de Protección Civil Municipal fueron también movilizados al lugar de la agresión.

Sin embargo, los paramédicos certificaron que la persona atacada ya no presentaba signos vitales; como lo marca el protocolo de investigación en este nuevo sistema de justicia penal, el área fue acordonada por los oficiales que fueron los primeros respondientes.

Poco después arribaron a la escena del crimen elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones y peritos de la Vicefiscalía Regional de la Costa para las diligencias correspondientes.

En la escena se logró establecer que el hombre se llamó Samuel Velásquez Lara, mejor conocido como “El Negro”; la identificación de la víctima fue posible a que entre sus pertenencias la persona llevaba consigo una identificación expedida por el Instituto Federal Electoral, además que algunos vecinos de Juquila lograron reconocerlo.

Durante la inspección, los agentes asentaron que en la mano derecha la víctima tenía una pequeña bolsa de plástico, en cuyo interior se apreciaba una sustancia con características propias de la droga artificial denominada como cristal.

Las autoridades investigan sí realmente el hombre llevaba la droga o los asesinos se la colocaron en su mano.

“Esto da para pensar muchas cosas por el momento, que el homicidio tenga tintes con el narcomenudeo, alguna deuda con los traficantes o los homicidas la ‘sembraron’ solamente para despistar, pero para eso estamos, para esclarecer el caso”, declaró muy confiado un mando oficial.