Oaxaca de Juárez, Oax. Los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) informan que no hay alerta epidemiológica por el síndrome de virus Coxsackie –conocido como enfermedad de manos, pies y boca– ya que el virus siempre está presente en el ambiente, sobre todo en verano y otoño, y si bien causa malestar general a quien lo padece, no deja secuela alguna.

El Jefe de la Unidad de Epidemiología, José Omar López Ortiz, informó que el virus afecta principalmente a niñas y niños menores de cinco años de edad, y se propaga por contacto directo, heces fecales y secreciones respiratorias.

Detalló que hasta la semana epidemiológica número 26, que abarcó del 25 al 30 de junio, se han reportado 23 brotes de Coxsackie, 15 de los cuales se han registrado en Valles Centrales y 8 en la Mixteca. Del total, 15 fueron notificados por los SSO, seis por el IMSS-Ordinario, uno por IMSS-Prospera y otro por el DIF, respectivamente.

Resaltó que una “alerta epidemiológica” es cuando existe un evento con potencial de riesgo, por lo que descartó la existencia de la misma, ya que el número de casos se ubica dentro de los parámetros y destacó que los brotes notificados obedecen a la búsqueda intencionada del sector.

López Ortiz agregó que a los tres días de haber adquirido el virus se presentan síntomas, como fiebre alta, malestar general, dolor de garganta, úlceras en la boca y salpullido en las extremidades, los cuales se controlan con medicamentos y desaparece en un periodo de entre cinco y ocho días a partir de que iniciaron los síntomas.

Finalmente, urgió a responsables de familia e instituciones educativas a fortalecer la higiene de manos sobre todo después de cambios de pañales, no compartir los mismos cubiertos, cubrirse con la parte interior del brazo al estornudar, y evitar el saludo de beso.