Observador Social.

EVALUACIÓN DOCENTE

En estos días está por concluir la “Evaluación al Desempeño Docente”, que en varias entidades de nuestro país muchos profesores están rechazando y/o boicoteando de diversas maneras, por considerarla PUNITIVA (que implica castigo), ya que está en juego la Permanencia en el Servicio, o sea su trabajo.

La evaluación al desempeño docente responde a lo establecido en La Ley General del Servicio Profesional Docente, promulgada el 11 de Septiembre de 2013, la cual deriva de la reforma al artículo Tercero Constitucional. 

De hecho, el examen es el instrumento punitivo de una LEY COMPLETAMENTE PUNITIVA, haciendo una revisión a dicha ley, en sus 83 Artículos y 22 Transitorios, la frase “SEPARACION DEL SERVICIO” se repite cientos de veces, desde el Artículo 1º. “La presente Ley es reglamentaria de la fracción III del artículo 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, rige el Servicio Profesional Docente y establece los criterios, los términos y condiciones para el Ingreso, la Promoción, el Reconocimiento y la Permanencia en el Servicio”. Hasta el Artículo 83 “Las relaciones de trabajo del personal a que se refiere esta Ley con las Autoridades Educativas y Organismos Descentralizados se regirán por la legislación laboral aplicable, salvo por lo dispuesto en esta Ley. El personal que sea separado de su encargo con motivo de la aplicación de esta Ley podrá impugnar la resolución respectiva ante los órganos jurisdiccionales competentes en materia laboral”. 

En esta repetición se puede inferir que de alguna manera tratan de justificar el despido del Personal Docente en Servicio, al viejo estilo Nazista, “Repite una mentira mil veces y se convertirá en verdad” (Paul Joseph Goebbels, Ministro de propaganda de Hitler), para esta ley el despido del trabajador se puede dar de decenas de maneras, algunas tan aberrantes como incoherentes, pero eso sí, todas “justificables”, la espada de Damocles se centra en la Evaluación del Desempeño Docente, contemplado en los Artículos 52, 53 y 54 de dicha ley, en el Capítulo VIII de la Permanencia en el Servicio. 

Artículo 52. Las Autoridades Educativas y los Organismos Descentralizados deberán evaluar el desempeño docente y de quienes ejerzan funciones de dirección o de supervisión en la Educación Básica y Media Superior que imparta el Estado. 

La evaluación a que se refiere el párrafo anterior será obligatoria. El Instituto determinará su periodicidad, considerando por lo menos una evaluación cada cuatro años y vigilará su cumplimiento. 

En la evaluación del desempeño se utilizarán los perfiles, parámetros e indicadores y los instrumentos de evaluación que, para fines de Permanencia, sean definidos y autorizados conforme a esta Ley. Los Evaluadores que participen en la evaluación del desempeño deberán estar evaluados y certificados por el Instituto. 

Artículo 53. Cuando en la evaluación a que se refiere el artículo anterior se identifique la insuficiencia en el nivel de desempeño de la función respectiva, el personal de que se trate se incorporará a los programas de regularización que la Autoridad Educativa o el Organismo Descentralizado determine, según sea el caso. 

Dichos programas incluirán el esquema de tutoría correspondiente. El personal sujeto a los programas a que se refiere el párrafo anterior, tendrá la oportunidad de sujetarse a una segunda oportunidad de evaluación en un plazo no mayor de doce meses después de la evaluación a que se refiere el artículo 52, la cual deberá efectuarse antes del inicio del siguiente ciclo escolar o lectivo. 

De ser insuficientes los resultados en la segunda evaluación, el evaluado se reincorporará a los programas de regularización para sujetarse a una tercera evaluación que se llevará a cabo en un plazo no mayor de doce meses. 

En caso de que el personal no alcance un resultado suficiente en la tercera evaluación que se le practique, se darán por terminados los efectos del Nombramiento correspondiente sin responsabilidad para la Autoridad Educativa o el Organismo Descentralizado, según corresponda. 

Artículo 54. Para la Educación Básica, los programas de regularización serán definidos de conformidad con los lineamientos generales que la Secretaría expida. En el caso de la Educación Media Superior los programas de regularización serán determinados por las Autoridades Educativas y Organismos Descentralizados, según corresponda. 

Esta ley no considera que los profesores contratados antes de su promulgación, fuimos contratados bajo la protección de la Ley Federal del Trabajo, promulgada el 1º. de Abril de 1970, que se deriva del Artículo 123 Constitucional y que en ninguno de sus 1010 Artículos contempla aberraciones como “Sera causa de separación del servicio el no presentarse a una evaluación”, recuerden compañeros profesores que fueron contratados antes del 11 de Septiembre de 2013, que ustedes están protegidos por el Artículo 14 Constitucional que consagra que “A ninguna ley se dará efecto retroactivo en perjuicio de persona alguna”, así es que a ustedes esta ley les hace lo que el viento a Juárez. 

Como quiera que sea, hay que seguir luchando hasta lograr derogar esta nefasta ley, ustedes desde sus trincheras, yo desde la mía. La próxima semana les hablaré de la Evaluación del Desempeño Docente y sus 5 etapas. 

Agradezco sus comentarios al correo electrónico britocomunicacion@hotmail.com, todos sus correos serán contestados. Para leer mis artículos anteriores, visite www.doctorbrito.blogspot.mx, hasta la próxima semana.

También puede interesarle: