Observador Social.

LA REFORMA CON SANGRE ENTRA

La cacareada Reforma Educativa ya está manchada de sangre, el martes 8 de diciembre cobró la primera víctima mortal, el profesor David Gemayel Ruiz Astudillo, quien perdió la vida defendiendo su DERECHO a trabajar y conservar su trabajo; los hechos sucedieron en el paraje conocido como Llano de San Juan del municipio de Ocozocoautla, colindante  con Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en los momentos en que alrededor de 3,500 profesores se manifestaban en contra de la mal llamada Reforma Educativa y la evaluación del desempeño docente que en esos momentos se estaba aplicando en la Escuela Nacional de Protección Civil, que como campo de concentración, estaba cercada por alrededor de 11,000 Policías Federales y Estatales quienes vigilaban que ningún profesor de los de adentro se alebrestara y los de afuera interrumpieran dicha evaluación.  

Los hechos ya son de todos sabidos, maestros y policías se culpan mutuamente, la verdad difícilmente la sabremos, lo único que sí sabemos es que los verdaderos culpables son Enrique Peña Nieto y su delfín Aurelio Nuño Mayer, ya que esta Reforma Laboral la quieren imponer a palos, sangre y muertos (por parte de los profesores). 

¿Cuánta sangre más, cuántos muertos más necesitan las autoridades federales para parar esta imposición, que lo único que tiene claro es que los trabajadores de la Educación perderán sus derechos laborales y su antigüedad en el servicio, ya que se supeditaran a exámenes permanentes para conservar su sagrado trabajo?. 

Ya el Rector de la máxima casa de estudios, UNAM, Dr. Enrique Graue Wiechers, afirmó que la Reforma Educativa aún está por verse pues, aunque es un primer paso, la evaluación docente es una forma de contratación de los maestros, aseveró que en los hechos “No es una Reforma Educativa”, sino que se trata de modificaciones en algunos procesos administrativos para el sector; aún más, declaro que “Tengo mi punto de vista sobre la Reforma Educativa; es un primer paso, pero no es una Reforma Educativa. Hasta este momento es una reforma en la forma de contratación de los profesores y evaluación de ellos; esperamos ver la verdadera Reforma Educativa pronto”. 

También aseveró que, desde su perspectiva, falta reformar la educación; es decir, hacer cambios en los modelos educativos, contenidos y materias, “eso es una verdadera Reforma Educativa y está por verse. Es el paso que sigue”. El Rector de la UNAM es un Catedrático de tiempo completo, que cuenta con un Doctorado en Oftalmología, con más de 30 años de servicio en la Academia, por lo que se le puede considerar como una autoridad en materia educativa; no sé si las credenciales de Enrique Peña Nieto, Emilio Chauyffet Chemor y Aurelio Nuño Mayer los acrediten en materia educativa (lo dudo), para imponer una “Reforma Educativa”, estoy seguro que desconocen los que son Políticas Educativas,  Planes y Programas de Estudio, Contenidos, Técnicas, Estrategias, Evaluación, Libros de Texto, los recursos que se utilizan durante el Proceso Enseñanza-aprendizaje, etc. 

Vamos pues, de hecho son violadores de la Ley (¿delincuentes?), ya que no cumplen con lo que establece la Ley General de Educación en su Artículo 25.- El Ejecutivo Federal y el gobierno de cada entidad federativa, con sujeción a las disposiciones de ingresos y gasto público correspondientes que resulten aplicables, concurrirán al financiamiento de la educación pública y de los servicios educativos. El monto anual que el Estado - Federación, entidades federativas y municipios-, destine al gasto en educación pública y en los servicios educativos, no podrá ser menor a ocho por ciento del producto interno bruto del país, destinado (sic) de este monto, al menos el 1% del producto interno bruto a la investigación científica y al desarrollo tecnológico en las Instituciones de Educación Superior Públicas. En la asignación del presupuesto a cada uno de los niveles de educación, se deberá dar la continuidad y la concatenación entre los mismos, con el fin de que la población alcance el máximo nivel de estudios posible. 

Así es estimados lectores, el Ejecutivo (Presidente de la Republica, Gobernadores y Presidentes Municipales), está obligado (por la ley) a gastar en la educación de sus hijos el 8% del Producto Interno Bruto (PIB), LEY QUE NO SE ESTÁ CUMPLIENDO Y NUNCA SE HA CUMPLIDO, ya que lo más que están destinando (gastando) es el 5.9% del PIB. 

Luego entonces, ¿El tan cacareado “Estado de derecho” solo obliga al ciudadano? ¿Sólo el ciudadano “de a pie” está obligado a respetar las leyes, so pena de incurrir en un delito y hacerse acreedor a una penalidad? No, estimados lectores, las leyes obligan a gobernantes y gobernados por igual y si no “que la nación se los demande”. 

Agradezco sus comentarios al correo electrónico britocomunicacion@hotmail.com, todos sus correos serán contestados. Para leer mis artículos anteriores, visite www.doctorbrito.blogspot.mx, hasta la próxima semana.

También puede interesarle: