Observador Social.

LA FORMACIÓN DOCENTE.

La punitiva Ley del Servicio Profesional Docente, promulgada el 11 de septiembre de 2013, en el Artículo 1º establece que: Artículo 1. La presente Ley es reglamentaria de la fracción III del artículo 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, rige el Servicio Profesional Docente y establece los criterios, los términos y condiciones para el Ingreso, la Promoción, el Reconocimiento y la Permanencia en el Servicio. Las disposiciones de la presente Ley son de orden público e interés social, y de observancia general y obligatoria en los Estados Unidos Mexicanos. 

En otras palabras, fija las condiciones para ingresar al servicio docente, las promociones o ascensos, el reconocimiento a los mejores evaluados y establece las condiciones para conservar el empleo (plaza), a continuación explico estos aspectos: Hasta antes de la promulgación de esta ley todos los estudiantes de las escuelas formadoras de docentes (Normales Públicas), al término de sus estudios, se hacían acreedores a una plaza docente. 

Según la Subsecretaria de Educación Superior de la SEP, hay 273 Escuelas Normales Públicas en el país; éstas ofrecen, entre otros, programas de licenciatura en educación preescolar, primaria, primaria intercultural bilingüe, secundaria, especial, inicial, física y artística. 

La matrícula de estas escuelas está compuesta por más de 93 mil estudiantes (futuros profesores). El Plan de Estudios 2012, vigente hasta hoy, el Mapa Curricular nos muestra que durante 4 años cursan ocho semestres con 55 cursos, organizados en cinco trayectos formativos y un espacio más asignado al Trabajo de Titulación. 

En total, el Plan de estudios comprende 291 créditos. Los Trayectos Formativos están conformados con las siguientes cargas académicas: Trayectos formativos: a) El trayecto Psicopedagógico está conformado por 16 cursos que contienen actividades de docencia de tipo teórico-práctico, con una carga académica de 4 horas a la semana de trabajo presencial, con un valor de 4.5 créditos cada uno. b) El trayecto Preparación para la enseñanza y el aprendizaje está integrado por 20 cursos que articulan actividades de carácter teórico y práctico, centradas en el aprendizaje de los conocimientos disciplinarios y su enseñanza. Los cursos relacionados con el conocimiento matemático, ciencias y comunicación y lenguaje, tienen una carga de 6 horas semanales y un valor de 6.75 créditos académicos cada uno. El resto de los cursos tienen una duración de 4 horas y un valor 4.5 créditos. c) El trayecto Lengua adicional y Tecnologías de la información y la comunicación se compone de 7 cursos que integran actividades de docencia de tipo teórico-práctico, con una carga de 4 horas semanales y un valor de 4.5 créditos académicos cada uno. d) El trayecto de cursos Optativos se compone de cuatro espacios curriculares para una formación complementaria e integral del estudiante, con 4 horas semanales de carga académica y un valor de 4.5 créditos. El trayecto Práctica profesional está integrado por 8 cursos. 7 cursos articulan actividades de tipo teórico-práctico, con énfasis en el acercamiento paulatino a la actividad profesional en contextos específicos y a su análisis, los cuales se ubican del primero al séptimo semestre. Cada curso tiene una carga académica de 6 horas semanales y un valor de 6.75 créditos. El último curso de este trayecto, ubicado en el octavo semestre, es un espacio curricular de práctica profesional intensiva en la escuela primaria, con una duración de 20 horas a desarrollarse durante 16 semanas, con un valor de 6.4 créditos. 

Todo este trayecto formativo lo cursan durante cuatro años, o sea 800 horas en aula teórico-práctica, con esto se supone que reciben una formación netamente docente, que los capacita para estar frente a grupo y por ende a recibir su plaza de trabajo, esta práctica se realizó durante muchos años (yo la recibí por asignación automática), sin necesidad de realizar ningún examen de ingreso, los Profesores durante un ciclo escolar reciben al menos 3 cursos de capacitación, en donde se intercambian experiencias de trabajo, se comparten estrategias de enseñanza, se analizan los Planes y Programas de Estudio, se elaboran planeaciones semanales de clase, se realiza un análisis de los contenidos programáticos, se elaboran materiales didácticos y un sinfín de cosas más. 

En otras palabras, el profesor recibe una capacitación constante y permanente, con el único fin de facilitar el proceso enseñanza-aprendizaje; de hecho esta práctica en la otorgación de plazas era institucional. Lo que yo entiendo, en cuanto a realizar un examen de ingreso, más bien, responde a la saturación en la producción de profesores a nivel nacional, la Secretaria de Educación Publica autorizó de manera irresponsable la fundación de Escuelas Formadoras de Docentes privadas, aunado a que la pirámide poblacional se está invirtiendo, México va que vuela a ser un país de adultos y viejos, lo que es una tendencia mundial, por lo tanto ya no se requieren más profesores de educación básica, y no encuentran la manera de parar la producción masiva de mano de obra docente, por eso se sacaron de la manga el examen de ingreso al servicio, en lugar de retirarles la incorporación a miles de Escuelas Normales privadas, no saben qué hacer con tantas escuelas ni profesores que egresan, no hay escuelas, grupos ni alumnos suficientes para tantos egresados; las pruebas están sobre la mesa, a través de las estadísticas escolares que cada año se rinden al INEGI y son publicadas por este instituto, solo basta consultarlas y nos daremos cuenta de la falacia de esta ley punitiva. 

Agradezco sus comentarios al correo electrónico britocomunicacion@hotmail.com, todos sus correos serán contestados. Para leer mis artículos anteriores, visite www.doctorbrito.blogspot.mx, hasta la próxima semana.

También puede interesarle: