2049.- ANÁLISIS DEL LIBRO DE RAMBO VII

PREGUNTA:

Joaquín González Trejo

Mi buen amigo Salimoy, en esta ocasión quiero pedirte un favor muy especial: recibí el inicio de tu libro que estás por terminar y pensé que sería muy bueno, para nosotros (el grupo), que publicaras algo similar (no creo que fuera bueno  para ti, si te pidiera el reciente libro, ¿verdad? Pero debes tener algo que puedas ofrecernos, ¿de acuerdo? Gracias.   

RESPUESTA:

Mi querido amigo Joaquín, tienes razón en todo lo que me dices y con mucho gusto presentaré una obra que escribí hace algunos años: 

ANÁLISIS DEL LIBRO DE RAMBO

INTROITO:

No es exagerado si le digo a usted que TODOS tenemos grandes problemas para usar correctamente nuestro idioma. Unos más... otros menos, pero, en verdad, TODOS padecemos del mismo dolor.

Según la Real Academia Española, un libro puede considerarse como CORRECTAMENTE ESCRITO si contiene un máximo de cinco errores. Por desgracia, hasta la fecha, nunca he leído uno que reúna esas condiciones y deseo, sinceramente, poder encontrarlo (ni aun en los diccionarios).

En esta ocasión presentaré a usted un análisis descomunal. ¡En serio! Porque en el libro que presentaré es el que (hasta la fecha y después de no menos de veinte análisis) más faltas ha tenido (por razones de espacio y para evitar el tedio no presento todas).

PRIMERA SANGRE es el título del libro, RAMBO es el personaje central. Pues dispóngase a entretenerse un rato (¿?) con este análisis. En primer término copiaré unos renglones donde esté el error (sin señalarlo) y usted, por favor, tratará de encontrarlo. Puede ser ortográfico, sintáctico o lexical. Al concluir de escribir los errores, estarán las respuestas, pero, insisto, trate de contestar sin consultar.

Este ejercicio le ayudará mucho para que corrija sus propias faltas y, especialmente, es apto para toda la familia, excepto para los niños menores de diez u once años.

¿Listo? ¡Adelante...! 

<<<<<<<<<<·>>>>>>>>>>

XVI. 

pág. 126:27 1 falta: (global de faltas: 35)

Caía y caía. Azotándolos sin tregua. Teasle nunca había estado en una situación semejante. El viento impulsaba la lluvia contra sus ojos, dentro de su boca.

—Otra que lluvia. Un maldito aguacero.

Estaba tirado en medio del agua...

XVII. 

pág. 154:14 2 faltas: (global de faltas: 37)

En medio de su desmayo el muchacho podía haber aparecido y haberlo degollado como lo degolló a Mitch.

XVIII.  

pág. 184:37  1 falta: (global de faltas: 38)

—Oscurecerá dentro de una hora.

Y él le retrucó así:

—Como si no lo supiera —y luego le había pedido disculpas a Orval empleando prácticamente las mismas palabras que había utilizado con Trautman.

XIX.  

pág. 200:37  4 faltas: (global de faltas: 43)

...los soldados preparaban a lo largo del camino y el aliento que se helaba al salir de sus bocas. El radioperador llamaba a cada grupo para asegurarse que estaban listos.

Teasle se inclinó hacia adelante y sacudió a Trautman para despertarlo.

—Ya empieza.

Pero Trautman ya estaba despierto.

—Ya lo sé.

Kern se acercó a su vehículo y trepó presurosamente a la parte de atrás del camión.

—He estado revisando las líneas de arriba a abajo. Todo parece bien...

XX.  

pág. 206:5 1 falta: (global de faltas: 44)

Pero esas consideraciones no le servían de mucha ayuda. Debía alejarse de la jauría de perros que avanzaba hacia el arroyo...

XXI.  

pág. 211:17  1 falta: (global de faltas: 45)

—Trasmiten un informe —y Teasle luchó para ignorar las molestas palpitaciones de su corazón y prestar atención.

XXII.  

pág. 215:29 1 falta: (global de faltas: 46)

—Las armas de una vez —dijo el hombre desde afuera.

Eso es lo que tú crees, pensó Rambo. Metió otra vez el rifle para adentro y avanzó rápidamente en medio del túnel oscuro sintiendo los fuertes latidos de su corazón...

XVI. pág. 126:27  1 falta: (global de faltas: 35) ...caía y caía. Azotándolos sin tregua. Teasle nunca había estado en una situación semejante. El viento impulsaba la lluvia contra sus ojos, dentro de su boca.

—Otra que lluvia. Un maldito aguacero.

Estaba tirado en medio del agua...

Por favor observe usted el penúltimo renglón del párrafo... ¿Le entendió? Yo no. No tengo la menor idea de que es lo que quiso decirse. ¿Otra que lluvia?

XVII. pág. 154:14  2 faltas: (global de faltas: 37) ...en medio de su desmayo el muchacho podía haber aparecido y haberlo degollado como lo degolló a Mitch.

“¿Haberlo?” No. Haberle. 

“...como lo degolló a Mitch. El pronombre suple al nombre, pero, en este caso, aparte de incorrecto que hubiera sido LO y no LE; de todos modos “sobra” porque está el nombre: “...como degolló a Mitch...”

XVIII. pág. 184:37  1 falta: (global de faltas: 38)

—Oscurecerá dentro de una hora.

—Y él le retrucó así:

—Como si no lo supiera —y luego le había pedido disculpas a Orval empleando prácticamente las mismas palabras que había utilizado con Trautman.

Disculpa es un sustantivo femenino. Podemos pluralizarlo: disculpas. Muy bien. Éstas se ofrecen, se dan en el caso de cometer una burrada falta, pues uno es el que desea que se le perdone. En el párrafo podemos leer que Teasle le había pedido disculpas a Orval... ¡no es válido! Si Teasle fue el que cometió la falta, él ofrecerá, pedirá disculpas. Cuando es verbo la situación cambia... Yo disculpo tu actitud; tú disculpas; él disculpa; discúlpame; discúlpale, etc. (¿Se nota el cambio?). 

XIX. pág. 200:37  4 faltas: (global de faltas: 43) ...los soldados preparaban a lo largo del camino y el aliento que se helaba al salir de sus bocas. El radioperador llamaba a cada grupo para asegurarse que estaban listos.

Teasle se inclinó hacia adelante y sacudió a Trautman para despertarlo.

—Ya empieza.

Pero Trautman ya estaba despierto.

—Ya lo sé.

Kern se acercó a su vehículo y trepó presurosamente a la parte de atrás del camión.

—He estado revisando las líneas de arriba a abajo. Todo parece bien...

1) ...sus bocas. ¿Sus bocas? Desconozco qué clase de soldados serían estos que tienen bocas. ¿No cree usted que es muy exagerado y tonto lo escrito? “...que se helaba al salir de su boca”.

2) ...radioperador... Esta palabra es inexistente. Operador... sólo el cirujano. No debe aplicarse ni en este, ni en otros casos como, por ejemplo, un chofer de autobús. Simplemente se trata de un transmisor, es decir... el que transmite. Puede ser persona o el aparato. En el supuesto caso de emplear este vocablo (aún sabiendo que es inexistente), escríbalo así: radiooperador (con o doble). 

3) ...despertarlo. Despertarle. Por enésima vez: LO, no. LE, sí.

4) ...de arriba a abajo. Es barbarismo usar esta expresión. debe ser... de arriba abajo.

XX. pág. 206:5 1 falta: (global de faltas: 44) ...pero esas consideraciones no le servían de mucha ayuda. Debía alejarse de la jauría de perros que avanzaba hacia el arroyo...

Otra redundancia que vale oro: jauría de perros. Por supuesto que el conjunto no puede ser de otra clase de animales que no sean perros. Ni siquiera de otro tipo de cánidos. “Debía alejarse de la jauría que avanzaba hacia el arroyo...”

XXI. pág. 211:17  1 falta: (global de faltas: 45)

—Trasmiten un informe —y Teasle luchó para ignorar las molestas palpitaciones de su corazón y prestar atención.

Ignorar, verbo que quiere decir... desconocer, no saber. Pero no debe usarse como sinónimo de TOMAR EN CUENTA; TENER EN CUENTA. Note usted la diferencia: “...Teasle luchó para no tomar en cuenta las molestas...” ¿Verdad que se nota la diferencia? Se da cuenta de la torpeza que cometemos al decir, por ejemplo: “...y casi me topé con Pedro, pero me ignoró...”; “...¡ay tú, allí viene ese chocante! Ignórale, hazte disimulada...”

XXII. pág. 215:29  1 falta: (global de faltas: 46)

—Las armas de una vez —dijo el hombre desde afuera.

Eso es lo que tú crees, pensó Rambo. Metió otra vez el rifle para adentro y avanzó rápidamente en medio del túnel oscuro sintiendo los fuertes latidos de su corazón...

¡Y sigue la mata dando! Ahora es otro pleonasmo increíble: “Metió otra vez el rifle para adentro y avanzó...” ¿Por qué no pensarán un poco tanto el traductor como el corrector? Tan fácil: “Metió otra vez el rifle y avanzó...”