Píldoras de Cultura

2078.- PALABRAS QUE SE ESCRIBEN SEPARADAS

En la píldora anterior pudimos ver un grupo muy numeroso de palabras que se escriben juntas. El grupo al que corresponden las palabras que se escriben separadas es mucho menor:

a deshonra

a medias

a menudo

a pesar

a tiempo

a veces

ad hoc

ante todo

así como

bien que

con todo

de balde

de frente

de pronto

de repente

de veras

en donde

en fin

en medio

ex ... (con el nombre de antiguo cargo, dignidad o profesión) En el caso de ex, llevará mayúscula sólo al iniciar línea. Pero no se use así: "... por el Ex Ministro..." Debe ser así: "... por el ex Ministro...", "... abanderados por nuestro ex Mandatario", "... ex Director del Departamento del D.F." TAMPOCO así: "ex-rector"; "ex-gobernador"; "ex-presidente" o "exrector"; "exgobernador"; "expresidente".

ex cáthedra

ex libris

ex profeso

inter nos

per cápita

por fin

por mayor

por supuesto

por tanto

¡por vida!

pues que

recién casado

recién nacido

según que

sin embargo

sobre sí

so pena

tos ferina

Vía Crucis

visto bueno

¡zis zas!

2079.- A DIESTRA Y SINIESTRA

Con esta expresión se indica lo siguiente: Que alguien tira dinero o da golpes a lo tonto, abundantemente; sin ton ni son. ¿De acuerdo? Pues hay un problema en su uso. Es incorrecto emplearla en forma femenina. Debe ser en masculino: A DIESTRO Y SINIESTRO.

Es muy frecuente que usemos vocablos o expresiones sin saber, ni pensar. Estamos acostumbrados a repetir lo que escuchamos.

Uno de los grandes problemas que tenemos es que realmente nunca aprendemos español. ¿Cree usted que es broma? ¡Es absolutamente en serio!

Piense un poco, por favor, y sin darse alguna excusa haga un autoanálisis de su aprendizaje:

¿Cuando fui a la escuela primaria me enseñaron español?

Realmente no me enseñaron español; ya sabía expresarme en ese idioma, quizá no muy atinadamente, pero entendía y me entendían, ¿verdad?

En esos seis años me enseñaron a leer y escribir español. La calidad de ese aprendizaje está dividido en dos partes: la que me dieron los profesores y la que di. Puede ser que usted haya salido de sexto año hasta con mención honorífica o, quizás, como yo: de panzaso. Los profesores me dieron lo que tenían, sea la cantidad que fuere y yo di lo poco que puede...

En esa época yo era un niño que se “despistaba” hasta con el sonido del aleteo de una mosca. Mi atención a la clase era casi nula y mejor no hablamos del empeño que puse por aprender (claro, que hay excepciones como mi amiguito Macario que siempre pasó con diez).  

¿Le sigo?

Permítame que haga una analogía: la Nutrición con la Educación. ¿Qué sucedería si a una persona la alimentan solamente con leche? Por supuesto que para el lactante es lo necesario, pero a los pocos meses de nacido deberá ser alimentado, poco a poco, por otros nutrientes. Si se sigue con la leche (no sé cuánto tiempo pudiera ser) la persona morirá por desnutrición. Pues lo mismo sucede con el español en nuestro país. Somos lactantes todo el ciclo educativo. Nunca nos dan lo que debe ser. ¿Recuerda usted que en cierta campaña para la Presidencia se dijo que en las escuelas del país habría computadoras y, especialmente, se les enseñaría inglés? Aunque eso fue un sueño guajiro, como todo lo demás; el problema está en que en lugar de enseñarles inglés, debería pensarse en enseñarles ESPAÑOL, pero ¡en serio!

¿Será posible que el Gobierno (los gobiernos) no se dé cuenta del atraso en que están nuestros niños, nuestros jóvenes y, tristemente, nuestros profesionales? Es inadmisible que un licenciado en Ciencias de la Comunicación no sepa hablar y escribir correctamente en lo que es su trabajo... igual que lo es para un profesor en cualquier nivel. ¡Qué lamentable es que haya licenciados en Filosofía y Letras que no sepan los principios gramaticales y se convierta en un “Filósofo Iletrado”! ¿Ha visto usted cómo escribe un médico o un abogado joven?

Ahora, el problema mayor: ¿Sabía usted que aunque una persona quiera acrecentar su cultura gramatical, le será muy difícil hacerlo? ¿Por qué? Por la escasez de material didáctico, pues en el país somos unos cuántos quienes escribimos acerca de una materia que es inexistente en la Universidad... 

Ni modo... seguiremos así... 

2080.- COMPADRE y COMADRE

Casi todas las personas tienen compadres o comadres. Lo que no todas las personas saben, es el significado de tales palabras (no hablo de la función, aunque tampoco la saben bien. La confunden).

Compadres quiere decir: COMO PADRES DE LA MISMA CRIATURA. 

Comadres: COMO MADRES DE LA MISMA CRIATURA. 

Recuerde usted el significado de las palabras siguientes: 

Conciudadanos: Ciudadanos del mismo país. 

Condiscípulos: Discípulos del mismo maestro o de la misma escuela. 

Contemporáneos: Personas de la misma época. 

Compartir: Repartir, dividir una cosa con otro. 

Compatriotas: Personas de la misma patria. 

Compenetrarse: Penetrarse mutuamente dos cosas. 

Cómplices: Que toman parte en el delito o crimen de otro.

Los problemas (gramaticales) empiezan, realmente, al decir, por ejemplo:

COMPAÑEROS, pues esto significa: quienes comparten el pan, es decir: con la esposa, con los hijos...; somos capaces de llamar compañero a cualquier hijo de vecino, pues tenemos esa palabra como sinónima de camarada.

COLEGAS. Llamamos así a quienes ejerzan la misma actividad. Piénselo un poco y se dará cuenta del desatino, pues es solamente para quienes tienen los mismos estudios (la Academia acepta que se use de esa manera y es correcto (gramaticalmente) decir, por ejemplo: “...el presidente Peña Nieto se reunió con su colega estadounidense...” (no hay estudios para ser presidente) 

También puede interesarle: