Epigrama

Corrupción generalizada vive el país: desde la cúpula del poder hasta los estratos más bajos

Corrupción en su apogeo

domina a nuestra Nación;

la impunidad reina feo

y entre ellos veo y voceo:

¡La ley es simulación!

Sección Poética 

A Tlayacapan

Autor: Ing. Abel E. Baños Delgado.

A Tlayacapan saludo

con sincera admiración;

su cultura y tradición

me deja perplejo y mudo;

no titubeo ni dudo

en dedicarle este día,

con contagiosa alegría

como cálido homenaje,

estas rimas con encaje 

y colores de poesía.

 

Pueblo mágico y risueño;

de riqueza cultural;

desde la época ancestral

ha sido un sitio de ensueño,

de notable desempeño

y admirable trayectoria,

como lo cuenta la historia:

desde cuando los olmecas,

los xochimilcas y aztecas

le cimentaron su gloria.

 

En la era pre colonial

fue sin duda un gran emporio;

importante adoratorio;

gran centro ceremonial;

era ruta comercial

al territorio suriano,

bajando del altiplano

muy variada mercancía,

mientras el sur proveía

su producto en trueque llano.

 

Cuando la hispana invasión

con los mexicas se aliaron,

a Cuauhtémoc apoyaron

en su franca rebelión

y repeler la agresión

del brutal conquistador;

sucumbieron con honor

en aquella lucha cruenta,

pero esta acción los ostenta

como hombres de fe y valor.

 

Más, la Conquista llegó

por diferente camino

fue el noble monje agustino

que al lugar cristianizó;

su gran influencia quedó

en obras de gran arista

y dignas de un pueblo artista

que hoy causan arrobamiento,

como el célebre ex convento

llamado San Juan Bautista.

 

Cuenta con gran historial

su preciosa arquitectura,

que le comparte hermosura

a su Plaza Principal,

como el Centro Cultural

llamado La Cerería,

que es sitio de gran valía;

amén de otras maravillas:

como las bellas capillas

que hay en su cercanía.

 

Es motivo de contento

y también de gran orgullo;

algo muy propio y muy suyo,

hallado en el ex convento

como una leyenda o cuento;

enterradas por buen rato

y de un pasado mediato:

¡Momias muy bien conservadas

y que ahora son admiradas

al igual que en Guanajuato!

 

Es de fama nacional

el “brinco” de los chinelos;

que identifica a Morelos

y es herencia cultural

de este pueblo colosal,

que le da brillo y renombre;

para que el mundo se asombre

de su excelente riqueza

y de la enorme grandeza

que puede lograr el hombre.

 

Es justo  reconocer

la labor regia y notable,

de una familia encomiable

que ha logrado enaltecer

con su arte y su quehacer,

a su pueblo cada día;

su grandiosa biografía

en el mundo es conocida

y saben que se apellida…

¡Sí,…así! ... ¡Santamaría!

 

Su banda tradicional

es sin duda un gran legado

a su gente y a su estado

por su acervo musical,

que es orgullo nacional

y es una leyenda grata,

porque más de un siglo data

su histórica fundación:

¡Le tocó en la revolución

a mi General Zapata!

 

Pueblo bello y prodigioso;

pueblo de real jerarquía;

su artística alfarería

es oficio portentoso

que lo hace más prestigioso,

y causa fascinación;

su cultura y tradición

deben seguir fulgurantes

y sean lucientes diamantes

¡A lo ancho de la Nación!