Presumían de pertenecer al "narco", fueron detenidos.

Puerto Escondido, Oax. El lunes 4 de diciembre, elementos de la Policía Municipal de San Pedro Pochutla recibieron una llamada de auxilio por parte de la ciudadanía, en donde les reportaban a los uniformados que dos personas del sexo masculino, quienes se trasladaban en una camioneta blanca cerrada con vidrios polarizados quisieron despojar de una motocicleta a dos jóvenes.

Personal de la Policía Municipal de San Pedro Pochutla, comentó que estas dos personas efectivamente viajaban a bordo de un vehículo de motor con las características antes mencionadas; de acuerdo a los uniformados, estos sujetos causaron pánico entre la población ya que gritaban para que todo mundo los escuchara que ellos eran miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación y los Zetas, señalando que ellos habían llegado a Pochutla “para hacer desmadre y matar gente” (SIC), razón por la cual los asustados ciudadanos de inmediato le dieron parte a la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

Los agentes investigadores en ese momento se dieron a la tarea de localizar a estos individuos, con el apoyo de la ciudadanía, que les indicaba hacia donde se dirigía la camioneta blanca; el personal de la AEI se dirigió hacia la Colonia Loma Linda de San Pedro Pochutla; finalmente los uniformados lograron alcanzar a estos sospechosos sujetos a la altura de la población de San Roque, esto ya a la salida de Pochutla que va con dirección a la Ciudad de Oaxaca.

Refirieron los agentes que, al momento de darles alcance, les marcaron el alto pero que los tripulantes de la camioneta blanca, y presuntos narcotraficantes, hicieron caso omiso y no detuvieron su marcha; en ese momento inició la persecución hasta que los elementos de la AEI logran adelantársele a la camioneta, cerrándole el paso con la unidad oficial.

Al ser detenidas estas dos personas, dijeron responder a los nombres de Federico Rodríguez Jiménez de 39 años de edad, originario de Puerto Ángel (conductor) y Abisaí Martínez Silva de 20 años de edad, originario de San Juan Palotada, Pochutla (copiloto), al mismo tiempo que la unidad de motor marca Ford tipo Windstar, fue asegurada para luego ser remitida al corralón.

De inmediato y como lo marca la ley, estos individuos fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público y encerrados en la Cárcel Pública Municipal, hasta en tanto no se decida su situación legal.

Todo indica que estos hombres únicamente iban en estado de ebriedad y, bajo los efectos del alcohol, quisieron sentirse “mafiosos”, amedrentando a la ciudadanía; el personal de la AEI indicó que, de manera inmediata, y por los medios correspondientes se solicitó la colaboración de la Agencia Central de Investigaciones (CIA) de los Estados Unidos, para saber si estos hombres contaban con antecedentes o nexos con estas organizaciones criminales, confirmando el personal de la CIA que ninguno de los detenidos tenía antecedentes o relación alguna con los cárteles del crimen organizado.