Puerto Escondido, Oax. La mañana del martes 28 de febrero un profesor de la Escuela Telesecundaria de El Paraíso, San Francisco Cozoaltepec falleció al volcar su unidad de motor, la cual sufrió una pinchadura de neumático; lamentablemente el profesor, con domicilio en la Colonia Libertad de Puerto Escondido, conducía sin usar el cinturón de seguridad, por lo que al momento de la volcadura su cuerpo salió literalmente despedido por los aires, falleciendo a causa del fuerte impacto al caer al suelo.

El profesor Arturo Rosales Redondo, de 48 años de edad, originario del estado de Hidalgo y vecino de la Calle Libertadores de la Colonia Independencia, venía circulando a bordo de su unidad de motor, una camionera GMC tipo Blazer verde con placas de circulación MWE-7071 del Estado de México cuando, aproximadamente a las 06:00 horas, sobrevino el accidente.

El día parecía haber iniciado con normalidad para este profesor, quien se trasladaba a El Paraíso, Cozoaltepec para su jornada diaria de trabajo en la Escuela Telesecundaria del lugar; para ello el educador salió de su domicilio en Puerto escondido, tomando la Carretera Costera con dirección al crucero a San Francisco Cozoaltepec.

Lamentablemente, al llegar al kilómetro 158 de esta carretera, a escasos dos kilómetros de la comunidad de El Tomatal Colotepec, uno de los neumáticos de la camioneta del profesor sufrió una pinchadura, lo que, sumado a la velocidad con que se desplazaba la unidad de motor, está prácticamente dio vueltas sobre la cinta asfáltica; mientras el profesor, quien no traía puesto el cinturón de seguridad, salió disparado por los aires para caer de lado sobre la cinta asfáltica, debido a la fuerza del impacto contra el pavimento, el profesor murió de manera inmediata; mientras, automovilistas que atestiguaron el accidente solicitaron el apoyo de los socorristas de la Cruz Roja Mexicana delegación Puerto Escondido.

Los paramédicos, al arribar al sitio del accidente y realizar una valoración al cuerpo del accidentado comprobaron que ya nada podían hacer pues el profesor había fallecido, por lo que dieron intervención a la autoridad ministerial.

Minutos después al lugar arribaron Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) del grupo Puerto escondido, quienes dieron fe del deceso de una persona del sexo masculino, cuyo cuerpo presentaba diversas heridas y contusiones provocadas por accidente automovilístico, ordenando el levantamiento del cuerpo sin vida y su traslado al panteón municipal de Puerto Escondido para la práctica de la necropsia de ley, dando inicio al legajo de investigación correspondiente.

Posteriormente ante el representante social compareció la señora Noelia Gómez Narváez, quien reconoció el cuerpo como el de su esposo, Arturo Rosales Redondo, quien se desempeñaba como profesor en la Escuela Telesecundaria de El Paraíso Cozoaltepec, reclamando la viuda legalmente el cuerpo sin vida de su marido para brindarle cristiana sepultura.