¡Ay San A. Tito el Prieto! Creo que en algunas ocasiones he comentado que los conductores de diversos vehículos de motor deberían pasar un examen práctico y otro teórico antes de poder recibir su licencia para conducir, y que las autoridades vigilen en serio que conductor que no traiga su licencia actualizada no puede circular y se le apliquen multas severas por hacerlo sin respetar el reglamento de tránsito.

Todo esto lo digo porque, desafortunadamente, queda claro que como ciudadanos nos falta todavía mucho por aprender; esta semana me tocó ver un caso que nos demuestra claramente la poca cultura que tenemos, pues pude atestiguar que hace unos días, sobre la Avenida Carlos Salinas de Gortari, venía circulando una ambulancia con las luces y la sirena encendida, que son señales inequívocas de que estaba atendiendo un servicio de emergencia, seguramente ya llevándolo al Hospital General de este Puerto pues con esa dirección iba el vehículo de rescate.

El problema es que sobre esta misma vía, venía adelante un motociclista quien, totalmente quitado de la pena, venía circulando como si nada, ni siquiera hizo el intento de orillarse o tomar una de las calles laterales para cederle el paso a la ambulancia, esta persona iba en lo suyo y no le quedó de otra al conductor de la ambulancia que maniobrar como pudo para rebasar a este motociclista imprudente para llevar al paciente a recibir la atención médica.

A lo mejor algunos no ven el problema aquí, pero se supone que en un caso de emergencia como éste, donde una patrulla, ambulancia o camión de bomberos viene con la sirena encendida los demás vehículos, especialmente los que vienen en ese mismo sentido o carril, tienen que cederle el paso a este vehículo oficial, pero obvio parece que eso o no lo sabemos o mejor lo ignoramos por conveniencia.

Es verdad que a veces los que llevan un vehículo de estos también parece que no saben usar las luces o torretas, especialmente los Policías Municipales, pues muchas veces los hemos visto que las usan solamente para “apantallar” a la gente o abrirse paso entre el tráfico porque el comandante tiene mucha prisa, aunque no haya una emergencia que atender, así que también ojo con eso señores.

Pasando a otro tema, este fin de semana varó un delfín más en aguas de este Puerto, y desafortunadamente vino a poner en evidencia que, a pesar de que estos sucesos son cada vez más comunes, ni las autoridades federales, estatales o municipales tienen idea de lo que hay que hacer, no hay coordinación ni plan de trabajo, este delfín se encontró en Zicatela pero se tuvo que llevar a la Bahía Principal y de ahí esperar instrucciones porque los encargados de las dependencias federales no están en esta zona, sino hasta Salina Cruz según tengo entendido, perdiéndose tiempo muy valioso, mientras nuestras autoridades nomás no dan pie con bola, ojalá esta experiencia les sirva para entender que se necesitan planes de contingencia para muchas cosas, y que hay que estar preparados en todo momento porque no se sabe cuándo puede surgir una emergencia que, a la mera hora, nuestras autoridades ni siquiera saben cómo atender, lo que puede traer graves problemas después.