Puerto Escondido al Desnudo

¡Ay San Dunga el Musical! Hay cosas que parece que nunca cambian, y hay algunas que ya son el “pan diario” durante las Fiestas de Noviembre en este Puerto; desde los que siempre salen a quejarse porque en alguno de los certámenes de belleza no ganó la candidata que apoyaban y ya andan diciendo que “hubo mano negra” hasta los que hasta de quiénes participan en una calenda o desfile ya se andan rasgando las vestiduras, porque hay algunos que hasta lo que no comen les hace daño.

Pero hay una “tradición” que con todo el dolor de mi corazón desearía que desapareciera completamente, pero parece que no hay para cuándo, y esa es que nunca falta el organizador de algún conocido torneo o espectáculo “lamentándose” de la baja calidad de su evento pero, eso sí, justificándose rápidamente con que eso se debió al “poco interés” de las autoridades municipales y/o estatales para el evento (entiéndase, que le dieron muy poco dinero).

Y lo peor es que luego estas personitas inmediatamente encuentran eco entre algunos “reporteros” y medios de comunicación de la zona que, con tal de tener “municiones” para “golpear” a las autoridades en turno y sacarles un poco de dinero, se prestan para este golpeteo mediático.

Este año el promotor de conocido evento (no diré cuál para no herir susceptibilidades) se quejó, a través de conocido medio de circulación estatal, que las autoridades no le pusieron “interés” en esta actividad y que el presupuesto asignado fue muy poco; también agregó que hubo algunos patrocinadores que “se alejaron” y no saben el por qué.

Pues ya por ahí empezamos mal, y entendemos un poco de porqué las cosas están como están, pues para muchos organizadores lo importante es el dinero que, sienten, les TIENEN que dar las autoridades; si se van uno, dos o diez patrocinadores ¡no importa! Es más, ni siquiera se toman la molestia en investigar por qué se van, sienten que nada más tienen que estirar la manita y pedirle a Papá Gobierno más dinero para compensar lo que se fue, en lugar de ponerse en primer lugar a investigar por qué se están alejando los patrocinadores, porque siempre hay razones de por medio.

Las dos más comunes son, en primer lugar, porque no tuvieron las ventas que esperaban, y esto se puede deber a que las proyecciones que hicieron los promotores u organizadores no iban de acuerdo a la realidad, pues muchos de ellos sabemos que por soberbia gustan de “inflar” las cifras que manejan para “apantallar” a todos, pero si no son sinceros ni con sus patrocinadores, éstos van a perder en lugar de recuperar su inversión; otra razón puede ser que el evento no cubría el perfil necesario de clientes que la marca patrocinadora busca, pero esto sirve para que también los organizadores ya puedan ir viendo cuál es el perfil de los asistentes a su actividad, y así buscar patrocinadores que busquen esos mismos clientes.

Pero otra razón que puede haber, y que lamentablemente es muy común en estos eventos, es simple y sencillamente que no hay una rendición clara de cuentas; los organizadores están muchas veces malacostumbrados a hacer y deshacer a su antojo, no les gusta que nadie les pida cuentas ni dan a conocer cifras de cuánto dinero ingresó, cuánto se gastó y cuánto sobró (si es que sobró) para el próximo año, no, mucha gente solamente quieren que les den dinero a manos llenas y ellos hincharse las bolsas de billetes, sin rendirle cuentas a nadie, por eso es que muchos solamente quieren que Papá Gobierno les dé todo, porque el gobierno no pide cuentas, pero los patrocinadores sí, y quieren información bien desglosadita porque si no, se van.

También puede interesarle: