Puerto Escondido al Desnudo

¡Ay Santa Blita la Maderera! Estaba yo escuchando la noticia de que el Gobierno del Estado ha aprobado un presupuesto millonario para realizar un reordenamiento urbano en la zona de Zicatela; este proyecto incluye una remodelación casi total de éste que –hoy por hoy– es el verdadero corazón turístico de Puerto Escondido.

Por lo que escuché, este proyecto va a incluir obras que –durante las administraciones pasadas– quedaron en puras promesas huecas, como una red de drenaje y alcantarillado que de verdad funcione, obras de embellecimiento urbano y, entre otras cosas, un proyecto de ordenamiento que permita armonizar los diferentes edificios de la zona, para evitar que haya edificios de varios pisos de altura que no sólo dañan la imagen de Zicatela sino que, de acuerdo a varios estudios serios, también han afectado gravemente las olas que –en su momento– sirvieron para colocar a Puerto Escondido en el mapa mundial como el destino turístico con la tercer ola más grande del mundo ideal para la práctica del surf.

Sinceramente no tengo ni idea de si una cosa así podría ayudar a que las olas de Zicatela vuelvan a ser las de hace tantos años, o simplemente se va a evitar que las afectaciones vayan en aumento pero que el daño que ya se hizo es irreversible, supongo que habría que escuchar la opinión de los expertos, aunque la verdad creo que todos nosotros quisiéramos que de verdad se haga algo, porque es triste ver de qué manera hemos afectado al entorno por nuestra ambición.

Pero bueno, volviendo a este tema del que comentaba, la verdad es que así ahorita que nos los están anunciando como la octava maravilla del mundo, hay que reconocer que ciertamente el proyecto suena sumamente atractivo y –si se llega a realizar– definitivamente va a beneficiar muchísimo a la actividad turística no sólo en la zona de Zicatela, sino que, de manera indirecta, todos los que habitamos en Puerto Escondido de una manera u otra saldríamos ganando.

Sin embargo hay algunas dudas en el aire que ojalá las autoridades y los responsables de este proyecto nos pudieran explicar para poder tener una idea más clara de cómo se estará llevando esta obra; en primer lugar, se dice que a partir de este nuevo proyecto de ordenamiento urbano ya no se va a permitir que haya más edificios de varias plantas que dañan la imagen y el entorno, vamos muy bien hasta ahí, sin embargo la pregunta que esta vieja metiche y muchas personas que también han estado leído o escuchado esta información es: ¿qué es lo que va a pasar con esos edificios que YA están y que son de muchos pisos? ¿Se van a quitar? ¿Se van a dejar? Si se van a quitar, ¿se les estará retribuyendo algo a los empresarios e inversionistas que metieron tanto dinero para levantar estos edificios? ¿O se les dará algún tipo de facilidad o beneficio en compensación por las afectaciones? Porque la verdad este es un tema muy incómodo para muchos, pero es una realidad que –en su momento– señalé, ya que algunas personitas piensan que esto de los edificios de muchos pisos que dañan la imagen urbana y el ambiente únicamente aplica al enorme centro comercial que se está construyendo actualmente en la Calle Bajada a las Brisas esquina con la Calle del Morro, pero la verdad es que si nos damos un “rol” por toda esta zona, hay muchos otros edificios que tampoco podríamos considerar “pequeños”, y este es otro punto de discusión ¿hasta cuántos pisos debe tener un edificio para que se considere “demasiado grande” dentro de este proyecto? Porque si vamos a hacer las cosas, se tienen que hacer bien y aquí tiene que aplicar ese dicho de “o todos coludos, o todos rabones” ya que por desgracia sabemos bien que muchos porteños practicamos bien aquel refrán que dice “que se haga la voluntad de Dios…en los bueyes de mi compadre”, o sea, queremos que la autoridad actúe con mano dura y firmeza, pero contra todos los demás, porque no queremos que ni siquiera nos vean a nosotros, aunque muchas veces somos los primeros que estamos mal.

También esperemos que, con el paso del tiempo, se nos pueda presentar un proyecto que, por cierto, también considere mejores zonas de estacionamiento y donde también se estén contemplando otros espacios necesarios para una zona de tanta actividad turística, como una ciclovia e –inclusive– a esta vieja metiche le encantaría que se pudiera contemplar una pequeña área verde como un pequeño y coqueto parquecito que sea así como una especie de “pulmón” para Zicatela, con una plazoleta y se vuelva un espacio donde la gente pueda ir a pasear, relajarse y disfrutar de la vista al mar, sentándose cómodamente en una banca, cosas así que de verdad le den un “plus” a la zona.

También puede interesarle: