Ciudad de México, Mex. El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó –por unanimidad– la demarcación territorial de los 300 Distritos Electorales Federales Uninominales en que se divide el país y sus respectivas cabeceras distritales. 

Con esta reconfiguración Oaxaca pierde un distrito electoral federal y, en consecuencia, un diputado federal para las elecciones federales del 2018. Así, el distrito de Santa Lucía del Camino desaparece por determinación del órgano electoral federal.

En tanto, siguen vigentes el Distrito I de San Juan Bautista Tuxtepec, compuesto por 11 municipios y 223 secciones electorales; el Distrito II de Teotitlán de Flores Magón, con 76 municipios y 263 secciones electorales.

El Distrito III de Huajuapan de León, con 100 municipios y 258 secciones electorales; el Distrito IV de Tlacolula de Matamoros, con 121 municipios y 284 secciones electorales. 

Mientras que el Distrito V de Salina Cruz se reconfigura, con 45 municipios y 225 secciones electorales, a este distrito se fusiona Santo Domingo Tehuantepec, que anteriormente era la cabecera.

Sigue vigente el Distrito VI de Tlaxiaco, con 82 municipios y 313 secciones electorales; el distrito VII, Juchitán, se reconfigura, y ahora la cabecera será Ciudad Ixtepec, con 24 municipios y 255 secciones electorales.

El Distrito VIII de Oaxaca de Juárez comprenderá 7 municipios y 183 secciones electorales. El Distrito IX de Santa Lucía del Camino desaparece y se adhiere al de Oaxaca de Juárez. El Distrito IX se reconfigura y será San Pedro Mixtepec, el cual absorbe a Pinotepa Nacional, que era el distrito XI. Este distrito tendrá 42 municipios y 193 secciones electorales; y sigue vigente el Distrito X de Miahuatlán de Porfirio Díaz, con 65 municipios y 253 secciones electorales.

En su mensaje, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, afirmó que con la nueva distritación cada legislador será electo por una cantidad similar de habitantes y, por lo tanto, representará a un número similar de mexicanos.

“Con la nueva demarcación territorial de los distritos electorales, el INE garantizará que exista una mejor distribución en la determinación del número de personas por cada distrito; integridad territorial de las comunidades indígenas; la adecuada realización de trabajos de capacitación electoral, educación cívica, campañas políticas, organización electoral y actualización del Padrón Electoral, así como la consideración de factores socioeconómicos y geográficos”, afirmó.

“Se trata de que el equilibrio poblacional de los distritos contribuya a igualar el valor de la representación política en la Cámara de Diputados, y con ello, estimular, como ya también se han mencionado, el principio democrático de un ciudadano un voto”, recalcó.

Destacó que pese a la dispersión geográfica se mantuvo en 28 el número de distritos considerados indígenas en todo el país, así como el amplio consenso de los partidos políticos en la definición de la nueva composición de los distritos electorales.

Por su parte, el consejero Benito Nacif, presidente de la Comisión del Registro Federal de Electores, añadió que esta distritación mejora el trazo de las demarcaciones distritales y prioriza las demandas de los pueblos y comunidades indígenas.

Mencionó que la distritación federal se realizó “apegada a criterios objetivos, sin que interfieran motivos políticos o electorales particulares, asegurándonos de que las condiciones operativas de los procesos electorales sean las óptimas en cada distrito”.

“Las elecciones que vamos a tener, las próximas, y mientras esté vigente esta distritación, se llevarán a cabo en condiciones de mayor equidad al equilibrar la población que integra cada Distrito Electoral, y la nueva Cámara de Diputados tendrá una mayor calidad en su representación de la población”.