Sicarios entraron a domicilio para asesinar a su víctima en Pinotepa.

Pinotepa Nacional, Oax. Esta semana la terrible ola de violencia ha seguido imparable en toda la región de la Costa, pero de manera especial en el distrito de Jamiltepec pues, en menos de 24 horas, por lo menos 3 personas perdieron la vida de manera violenta esta semana en esta zona.

Uno de estos casos se registró durante los primeros minutos del martes 28 de noviembre del año en curso, en la comunidad de Cerro de la Esperanza, Pinotepa Nacional, en el distrito de Jamiltepec.

La víctima ha sido identificada como Tirso Toscano Noyola, de 50 años de edad, quien fuera asesinado por sujetos desconocidos en el interior de su domicilio en esta agencia municipal de Pinotepa Nacional.

Los hechos se registraron alrededor de las 00:30 horas del martes 28, cuando los asesinos ingresaron por la fuerza al domicilio de Tirso, ubicado cerca de las canchas de basquetbol de Cerro de la Esperanza, introduciéndose al cuarto en donde ya se encontraba descansando Tirso, el cual se despertó asustado al notar que sujetos desconocidos habían ingresado hasta su recámara.

Aparentemente los sicarios amenazaron a Tirso, quien empezó a gritar para pedir auxilio; esa es la declaración que hizo la sobrina de Tirso, quien dormía en otra de las habitaciones de la casa y quien se despertó súbitamente al escuchar los gritos desaforados de su tío, quien le suplicaba a los hombres que no lo mataran, sin embargo momentos más tardes la joven escuchó las detonaciones de arma de fuego, por lo que la muchacha –como pudo– se escondió, temiendo que los asesinos de su tío también irían a buscarla a ella.

Después de algunos minutos, que para esta joven parecieron una eternidad, la muchacha finalmente logró salir de su escondite y, al comprobar que ya no había nadie más dentro de la casa, la joven corrió hasta el cuarto de su tío Tirso, encontrándolo muerto por lo que la muchacha se comunicó vía telefónica con los elementos de la Policía Municipal del lugar, quienes acudieron a la escena del crimen.

Los uniformados, como primeros respondientes, procedieron a acordonar el área al tiempo en que le dieron intervención a los efectivos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) del grupo Pinotepa, quienes realizaron las diligencias correspondientes en el domicilio.

Al realizar las primeras investigaciones, los elementos de la AEI localizaron en la recámara del hoy occiso cuatro casquillos percutidos de calibre 45 milímetros, los cuales fueron recolectados y embalados para su análisis balístico para poder darle seguimiento a las investigaciones.

Posteriormente, los agentes investigadores ordenaron el levantamiento del cuerpo sin vida y su traslado al panteón de la población para la práctica de la necropsia de ley, abriendo también el legajo de investigación correspondiente.