Tablajeros fueron asesinados a tiros cerca de Río Grande.

Puerto Escondido, Oax. Dos personas fueron privadas de la vida la tarde del miércoles 15 de noviembre cuando venían viajando a bordo de una camioneta ganadera sobre la Carretera Costera del Pacífico, a la altura de la comunidad de Cacalote, en el municipio de la Villa de Tututepec, en el kilómetro 97 de esta vía federal tramo Río Grande–Puerto Escondido.

Los trágicos acontecimientos ocurrieron al filo de las 18:30 horas, cuando los ahora occisos viajaban a bordo de una camioneta Nissan tipo ganadera de color rojo en el tramo carretero Río Grande–Puerto Escondido, a la altura de Cacalote.

De acuerdo al parte de las autoridades policiacas que recibieron el llamado de auxilio, fueron informados que en un terreno localizado a un costado de la cinta asfáltica se encontraba una camioneta y los cuerpos sin vida de dos personas.

Rápidamente al lugar se trasladaron elementos de la Policía Municipal de Tututepec destacamentados en Río Grande, así como efectivos de la Policía Estatal y personal de los cuerpos de emergencias de la zona; precisamente fueron los socorristas quienes, tras realizar una valoración física a las dos personas del sexo masculino que se encontraban en el lugar, certificaron que ya no presentaban signos vitales.

Por ello inmediatamente los elementos de la Policía Municipal de Tututepec procedieron a asegurar la escena del crimen, dándole intervención a la autoridad ministerial; no fue sino hasta una hora después que al lugar arribaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) adscritos a Río Grande para dar fe de los dos cuerpos del sexo masculino que se encontraban sin vida en el lugar y que presentan diversas heridas producidas por proyectil de arma de fuego; uno de los cadáveres se encontró aún en el interior de la unidad de motor, mientras que el otro fue localizado a escasos metros de la camioneta ganadera.

Tras realizar las diligencias de ley, los elementos de la AEI ordenaron el levantamiento de ambos cuerpos sin vida y su traslado al panteón municipal de Río Grande para la práctica de la necropsia de ley, dando inicio al legajo de investigación correspondiente.

Mientras tanto, vecinos del lugar señalaron que todo sucedió cuando las victimas circulaban en forma normal sobre la Carretera Costera cuando, de pronto, una unidad de motor se les emparejó, al mismo tiempo que desde su interior los ocupantes de este otro vehículo –del que nadie pudo, o quiso, proporcionar sus generales– comenzaron a disparar en contra de los ahora occisos en más de veinte ocasiones, logrando impactar algunos de estos proyectiles al conductor quien cayó fulminado; al quedar la camioneta ganadera sin chofer, se salió de la cinta asfáltica para terminar en el interior del predio ganadero en donde fue localizada.

Ante la autoridad ministerial comparecieron familiares de las víctimas, quienes manifestaron que los ahora occisos respondieron a los nombres de Moisés N.N., de 17 años de edad, originario y vecino de la Colonia Las Flores de Puerto Escondido y Eliezer N.N. originario y vecino de la comunidad de Mandingas, San Pedro Mixtepec.

Los cuerpos fueron entregados a sus deudos para que les brinden cristiana sepultura; cabe señalar que el padre de Eliezer también fue asesinado en forma violenta dentro de su domicilio en Mandingas Mixtepec, y que Eliezer en diversas ocasiones había sido acusado ante la autoridad ministerial de robo de ganado, por lo que para las autoridades ministeriales ésta es una de las principales líneas de investigación en este doble homicidio.