Torrencial lluvia sólo dejó daños menores en la Costa.

Puerto Escondido, Oax. Estando a punto de concluir la temporada de lluvias y huracanes, el miércoles 22 de noviembre cayó en la región de la Costa una torrencial lluvia; en el municipio de la Villa de Tututepec esta precipitación fue mayor, causando algunas afectaciones menores, por ello se temía que hubiera habido algunas víctimas, debido a los comentarios que estuvieron circulando a través de las redes sociales.

El profesor Said Silva, director de Protección Civil de este municipio costero nos comentó que –efectivamente– la lluvia fue muy fuerte así que en el centro de Río Grande y en diversos puntos de la Carretera Costera del Pacífico hubo varios árboles caídos debido a esta lluvia que vino acompañada de fuertes rachas de viento y una tormenta eléctrica.

El funcionario municipal confirmó también que la información que circuló en las redes sociales sobre que en algunas comunidades había casas inundadas, agregando el profesor Said que a pesar de los árboles caídos y algunas viviendas anegadas, afortunadamente no hubo personas lesionadas o vidas que lamentar, solamente se registraron algunos daños materiales menores. 

Una vez que pasó la fuerte lluvia, el personal de Protección Civil de la Villa de Tututepec se dio a la tarea de retirar los árboles que obstruían las calles y carreteras, así como de auxiliar a quienes sufrieron inundación en su hogar.

Mientras tanto, en la ciudad de Puerto Escondido la lluvia fue de mucha menor intensidad y no hubo daños materiales ya que –afortunadamente– fue una lluvia bastante ligera, sin embargo el agua sí dejó algunos estragos, ya que todos sabemos que este destino turístico tiene un grave problema con el drenaje sanitario ya que, al no existir un drenaje pluvial adecuado, el primero de estos es el que cumple las dos funciones –sanitario y pluvial– por lo que no se da abasto cuando una lluvia torrencial cae.

El drenaje, al verse rebasado por tanta agua de lluvia, termina colapsando y es cuando el agua de lluvia empieza a correr por las calles de manera hasta peligrosa, como lo vimos ya en meses anteriores cuando la fuerza del agua ha arrastrado algunos automóviles; además, al colapsar el drenaje sanitario, emergen las aguas negras que invaden las calles de esta ciudad con aguas residuales, las cuales acaban por parar en las playas de este destino turístico.

También puede interesarle: