Río Grande, Oax. Las ejecuciones en esta agencia municipal de la Villa de Tututepec siguen imparables sin que la autoridad municipal haga algo por garantizar la seguridad de sus habitantes.

El martes cuatro de abril un sujeto plenamente identificado por los vecinos por sus ilícitas actividades atacó a tiros a otra persona del sexo masculino, también identificado como miembro de una organización delictiva; los hechos ocurrieron durante la madrugada del martes cuatro de abril.

Tras estos hechos en donde la persona atacada resultó únicamente con un rozón de bala, que no amerito atención médica, Río Grande vive un clima tenso de inseguridad, pues a las 20:30 horas del mismo martes se registró una balacera a la altura de la capilla de Juquilita en donde, de acuerdo a vecinos, del lugar se enfrentaron grupos antagónicos.

Al parecer uno de estos grupos trataba de vengar el ataque que sufrió uno de sus integrantes durante la madrugada de ese día; después de un intercambio de disparos, ambos grupos se dieron a la fuga; presuntamente derivado de este enfrentamiento una persona resultó herida de bala, precisamente el hombre que durante la madrugada agredió al miembro de una banda rival en Río Grande.

Esta persona herida durante el segundo enfrentamiento fue trasladada al hospital de Río Grande por sus propios compañeros, pero al mencionado nosocomio arribaron miembros del grupo rival, suscitándose nuevamente otra balacera pues los segundos pretendían rematar a su víctima, mientras que sus compañeros repelieron la agresión.

En medio de este segundo enfrentamiento, personal administrativo, médicos y pacientes de este hospital vivieron momentos de pánico mientras se escuchaban las detonaciones de arma de fuego y los proyectiles impactándose, finalmente se acabó el enfrentamiento cuando ambos grupos salieron huyendo del lugar, sin bajas que lamentar.

Extraoficialmente se estableció que a un nosocomio de este Puerto habría arribado el primero de los lesionados, habiendo sido extraído sigilosamente para evitar nuevos atentados contra su vida en Río Grande.

Inmediatamente corporaciones de seguridad en la zona implementaron un operativo con la finalidad de resguardar la integridad física de los pacientes del hospital de Río Grande así como del personal administrativo y médico que ahí labora.

Pero la violencia siguió su curso, pues alrededor de la medianoche del miércoles cinco de abril sujetos desconocidos asesinaron a tiros a una persona que se encontraba en el exterior del depósito Cristal, ubicado en la Avenida Benito Juárez esquina con Calle Balbuena de la Colonia La Soledad de Río Grande.

El ahora occiso fue identificado como José Alfredo Cortez alias El Flaco, de 24 años de edad; de acuerdo a testigos de los hechos, este homicidio se dio cuando el malogrado joven se encontraba afuera del mencionado deposito; al ver a sus agresores, El Flaco intentó darse a la fuga a bordo de su motocicleta, pero no pudo escaparse de las balas asesinas, pues fue atacado sin piedad, quedando su cuerpo grotescamente tirado en el lugar, mientras sus atacantes se daban a la fuga tranquilamente sin que por el lugar apareciera ninguna de las dos patrullas de la Policía Municipal que, se supone, están a cargo de realizar rondines de vigilancia en Río Grande.

Al sitio fueron movilizados elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) quienes dieron fe del deceso, ordenando el levantamiento del cadáver y su traslado al panteón municipal del lugar, dando inicio al legajo de investigación correspondiente.